El jefe del Ejército israelí no cree que Irán fabrique una bomba nuclear

Benny Gantz considera efectivas las presiones diplomáticas y económicas de la comunidad internacional

jerusalén Actualizado:

El jefe del Ejército israelí, Benny Gantz, cree que el régimen de Teherán no desarrollará armas nucleares a causa de las presiones diplomáticas y económicas que ha sufrido por parte de la comunidad internacional, según declara en una entrevista que este miércoles publica el diario «Haaretz».La afirmación de Gantz choca con el análisis al respecto del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

«Está yendo paso a paso hacia el punto en el que será capaz de decidir si fabrica una bomba nuclear. Aún no ha decidido si cruzar el Rubicón», señala Gantz al rotativo con motivo del Día de la Independencia, informa Efe.

El jefe del Estado mayor israelí opina que las autoridades iraníes son conscientes de que su programa nuclear es «demasiado vulnerable» porque las instalaciones no son a prueba de bomba.

Por ello, el líder supremo del país, el ayatolá Alí Jameneí, sólo apostará por un uso militar de la energía si «juzga que es invulnerable a una respuesta».

El alto cargo israelí cree en el liderazgo iraní «es muy racional»

«Creo que estaría cometiendo un error enorme y no creo que quiera cruzar el Rubicón. El liderazgo iraní está compuesto de gente muy racional, pero estoy de acuerdo en que dicho poder, en manos de fundamentalistas islámicos que en momentos determinados pueden hacer cálculos diferentes, es peligroso», prosigue.

Gantz subraya que Israel (único país de Oriente Próximo con arsenal nuclear, nunca oficialmente reconocido o desmentido) tiene «templanza» y es el «más fuerte en la región y lo seguirá siendo», por lo que debe tomar decisiones sobre el asunto «con cuidado y responsabilidad histórica», sin caer en la «histeria» o la «desesperación».

Gantz ha tomado una postura más sosegada en cuanto al programa nuclear iraní que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, que ha llegado a tildar el peligro que llevaría aparejado que Teherán se haga con una bomba atómica con el Holocausto. «Claramente, cuanto más avancen los iraníes, peor es la situación. Este año es crítico, pero no necesariamente implica que no haya vuelta de hoja», apuntó, informa Europa Press.