Jean Wyllys, diputado gay brasileño y rival de Bolsonaro, huye de Brasil por amenazas de muerte

«No quiero ser mártir. Quiero vivir», dijo el congresista de 44 años en una entrevista exclusiva a «Folha de São Paulo» en la que comunicó su exilio

Corresponsal en Sao PauloActualizado:

El primer diputado declaradamente gay de Brasil, Jean Wyllys, del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) renunció a su tercer mandato y anunció su exilio para «seguir vivo». El congresista, que fue el principal rival del actual presidente Jair Bolsonaro cuando ambos eran congresistas, denunció constantes amenazas de muerte contra él y su familia.

«No quiero ser mártir. Quiero vivir», dijo el congresista de 44 años en una entrevista exclusiva a «Folha de São Paulo» en la que comunicó su exilio, sin indicar su destino. Según el diario O Estado de São Paulo, Wyllys estaría en España, donde pretende hacer un doctorado y dar clases.

La decisión fue tomada con el consejo del expresidente de Uruguay, José Mujica, que le habría dicho: «Chaval, cuídate. Los mártires no son héroes». Pero también pesaron, y mucho, las revelaciones sobre el hijo mayor del presidente, el senador electo Flávio Bolsonaro, que lo conectan a un jefe de milicia sospechoso de asesinar en marzo del año pasado, a la concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco, del mismo partido de Wyllys, y una activista de derechos humanos.

«Me asusta saber que el hijo del presidente contrató en su gabinete a la esposa y a la madre del sicario (el expolicía Adriano Magalhães, prófugo de la justicia). El presidente que siempre me difamó, que siempre me insultó de manera abierta, que siempre usó la homofobia contra mí. Ese ambiente no es seguro para mí», destacó sobre su decisión.

Rival de Bolsonaro

El presidente Bolsonaro celebró en su cuenta twitter donde escribió «Gran día» apenas se conoció la noticia, un mensaje que borró poco después y dijo que no tenía relación con Wyllys, sino con los éxitos de su Gobierno. Uno de sus hijos, Carlos Bolsonaro, responsable por su campaña electoral, escribió, también en Twitter: «¡Vete con Dios y sé feliz!».

Wyllys y Jair Bolsonaro vivían una relación tensa en el Congreso. El ahora presidente vivía atacando a Wyllys, provocándolo, empujándolo en el hemiciclo, y acusándolo además de ser pedófilo y de querer enseñarle la homosexualidad a los niños de las escuelas, en algunas de las campañas polémicas que lo hicieron conocido en la política. En el peor momento de ese confronto, Wyllys le escupió la cara a Bolsonaro frente a las cámaras, convirtiéndose en el principal blanco de sus electores. La reacción de Wyllys ocurrió cuando Bolsonaro homenajeó al coronel Brilhante Ustra, el torturador de Dilma Rousseff durante la dictadura, durante la votación contra la expresidenta en el Congreso, 2016.

Para Wyllys, el principal problema es el nivel de violencia que aumentó contra la comunidad homosexual y las minorías en general, después de la elección de Bolsonaro, incluso cuando en el cargo el presidente ha sido más cauteloso en sus declaraciones.

De parte del Gobierno, el vicepresidente Hamilton Mourão fue el único que se pronunció sobre el tema respondiendo a periodistas que considera que “quien amenaza a un parlamentario está cometiendo un crimen contra la democracia". Ya Carlos Bolsonaro reforzó el ataque, recordando el escupitajo y la puñalada que un exmilitante del PSOL le dio a su padre en septiembre.

Bajo escolta

Abanderado de la comunidad homosexual brasileña, Wyllys reveló que vive hace meses bajo escolta policial después del asesinato de Marielle y que los pedidos de protección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, ante el estado brasileño, no han recibido atención.

«Preservar la vida amenazada también es una estrategia de lucha por días mejores. Hicimos mucho por el bien común. Y haremos mucho más cuando llegue el nuevo tiempo, no importa que lo hagamos por otros medios», escribió en su Twitter al lado de la imagen se su puño levantado, el parlamentario que tuvo una trayectoria prolífica en nombre de la comunidad homosexual.

La noticia tuvo fuerte repercusión inclusive entre intelectuales, políticos y personalidades brasileñas. «Es lamentable que el diputado Jean Wyllys tenga que renunciar a su cargo por recibir amenazas de muerte», escribió la excandidata presidencial Marina Silva, heredera del ambientalista Chico Mendes, asesinado en 1985 por defender la selva de invasiones.

Wyllys llegó al Congreso brasileño en 2011 y se hizo conocido en el país al vencer una de las primeras ediciones del programa Gran Hermano. Su vacante será asumida por David Miranda, militante gay, nacido en una favela de Río, que es casado con el periodista norteamericano Glenn Greenwald, que reveló el caso Edward Snowden y es fundador del portal «The Intercept».