Italia convoca al Embajador iraní y exige a Teherán «garantías absolutamente firmes»
Imagen del asalto a la Embajada británica, este martes en Teherán - efe

Italia convoca al Embajador iraní y exige a Teherán «garantías absolutamente firmes»

Roma profundizará «la línea a seguir con otros socios de la UE». Los socios estudian con EE.UU. un posible embargo de petróleo

roma Actualizado:

El Gobierno italiano ha convocado al embajador iraní en Roma para «pedir garantías» sobre la seguridad de las embajadas en Teherán tras el ataque contra la legación británica y está «valorando» la posibilidad de llamar a consultas a su embajador en Irán. Así lo ha indicado este miércoles el ministro de Exteriores italiano, Giulio Terzi, quien ha dado instrucciones «para que se convoque cuanto antes al embajador iraní para pedirle explicaciones y garantías sobre qué pretenden hacer en el futuro para mantener la seguridad del cuerpo diplomático en Teherán».

Terzi ha subrayado la necesidad de «tener garantías absolutamente firmes» por parte del Gobierno iraní respecto a la seguridad de las embajadas y en este sentido ha reconocido que Exteriores «está valorando» la posibilidad de cerrar la Embajada italiana. No obstante, el ministro italiano ha expresado su intención de «profundizar la línea a seguir con otros socios de la UE y reflexionar rápidamente sobre la presencia de nuestro embajador y de nuestros diplomáticos» en Irán. El ministro italiano ha añadido también que Italia, junto a sus socios europeos y EE.UU. estudian un posible embargo de petróleo a Irán, informa Reuters.

Los ministros de Exteriores de la UE se reúnen este jueves en Bruselas y está previsto que aborden la imposición de nuevas sanciones a Teherán en relación con su programa nuclear. Francia y Alemania también han convocado a sus respectivos ministerios de Exteriores a los embajadores iraníes, y en el caso del Gobierno germano, según informa «Der Spiegel», el jefe de la Diplomacia, Guido Westerwelle, ha decidido llamar a consultas a su embajador en Teherán. El ministro de Exteriores británico, William Hague, ha anunciado, por su parte, el cierre de su Embajada en Teherán, después de que dos complejos de la misma fueran asaltados este martes por manifestantes, y el cierre de la Embajada iraní en Londres y la expulsión de su personal.