Un grupo de investigadores italianos rodean el cuerpo de Anis Amri - AFP

Italia afirma haber abatido al autor del atentado de Berlín en Milán

Anis Amri, un tunecino de 24 años, es el principal sospechoso del ataque que quitó la vida a 12 personas e hirió a unas cincuenta en la capital alemana

ÁNGEL GÓMEZ FUENTES/ABC.ES
MADRIDActualizado:

El presunto autor del atentado contra el mercadillo navideño de Berlín, Anis Amri, un tunecino de 24 años, murió la madrugada de este viernes en Milán tras un tiroteo con la policía, según ha señalado el ministro del Interior italiano, Marco Minniti, durante una rueda de prensa. «Doy las gracias por la labor extraordinaria, por el hecho de que esto se haga con absoluta cooperación», ha indicado Minniti durante su comparecencia. «Doy las gracias de corazón a todos los que están trabajando a pie de calle», ha añadido. Por su parte, el grupo terrorista Daesh, que reivindicó el ataque, ha confirmado que el muerto es el autor del atropello en la capital alemana. Además, ha publicado un vídeo donde Amri jura lealdad a la organización, y asegura que quiere vengar a los musulmanes muertos en bombardeos aéreos.

Luca Scatà, un policía de 29 años en periodo de pruebas, fue quien mató a Amri. El agente patrullaba las calles con su compañero Cristian Movio, de 36. «Hablamos de estos dos chicos como personas extraordinarias, muy jóvenes y que estaban simplemente realizando su servicio a la comunidad. Puedo interpretar el sentimiento de todo el país y decirles que Italia les agradece su trabajo», ha señalado Minniti.

La prensa italiana ha ofrecido más detalles sobre el incidente. Amri, el principal sospechoso, fue abatido después de enfrentarse con la policía, atacar a dos agentes, herir a uno de ellos, y finalmente gritar, antes de morir, «Allah Akbar» (Dios es grande). Otro periódico, «Il Corriere della Sera», cuenta así lo sucedido: «Dos agentes detuvieron a un joven magrebí que caminaba solo entre la niebla, y le pidieron la documentación. Pero el joven sacó de pronto una pistola de su mochila y golpeó a un policía en el hombro. En ese momento, el otro policía disparó y lo mató». Ese agente, Movio, ha sido operado, y no se teme por su vida.

Las huellas dactilares han resultado clave para confirmar que la identidad del hombre abatido coincide con la del presunto autor del atentado. Según ha trascendido, la policía italiana sabía que el sospechoso se encontraba en a las afueras de Milán. Precisamente, el incidente se produjo allí, en una ciudad de 80.000 habitantes situada al norte y llamada Sesto San Giovanni, en la Plaza 1 de Mayo, cerca de una estación de trenes. Amri había llegado a las inmediaciones procedente de Francia.

Cárcel en Italia

Anis Amri desembarcó en el 2011 en Lampedusa, tras salir de Túnez a bordo de una barcaza. Fue acogido en un centro para menores en Catalia, donde creó un clima de terror. Su actitud de rebelión concluyó con el intento de incendiar el centro. En ese mismo año fue condenado a cuatro años de prisión por delitos en Sicilia. En la cárcel celebraba los atentados de París. En el 2015 salió de prisión y aunque se intentó su expulsión, Túnez no colaboró con las autoridades italianas para llevar a cabo.

Horas después de atentar contra el mercadillo berlinés, Anis Amri se dirigió a una mezquita, a un centro bajo vigilancia por ser lugar de encuentro de la minoría radical salafista. Las imágenes, recogidas por cámaras de seguridad, se corresponden a la madrugada del lunes al martes, unas ocho horas después del atentado. Por el momento, nada más se sabía de sobre su paradero.

Posibles cómplices

El Gobierno regional de la ciudad-estado de Berlín ha indicado este viernes que, pese al alivio por la muerte en Italia del presunto autor del atentado cometido en la capital alemana, Anis Amri, se mantiene la búsqueda de posibles cómplices.

Que el principal sospechoso haya caído en Milán «no significa que se suspenda la búsqueda de posibles cómplices» y que «se dé el caso por completamente aclarado», ha señalado el titular de Interior de la ciudad-estado, Andreas Geisel. El responsable del departamento ha indicado que la muerte de Amri no ha sido confirmada aún oficialmente por parte alemana y que conviene «tener paciencia» hasta que eso ocurra.