Sidney, primera capital en recibir el año - AP

El planeta ya está en 2011

Los habitantes de Chirstmas, en el estado insular de Kiribati, en Oceanía, fueron los primeros en estrenar el nuevo año

sídney (australia) Actualizado:

Los poco más de cinco mil habitantes de la isla Navidad, del estado insular de Kiribati, fueron sido los primeros en despedir el 2010 a los que han seguido Nueva Zelanda y Australia, y paulatinamente se le ha unido el resto del mundo.

Navidad (Christmas o Kiritimati), una de las 33 islas y atolones de del Pacífico, situada a 232 kilómetros al norte de la línea ecuatorial, fue el primer territorio poblado de la Tierra en recibir el Año Nuevo a las 10.00 GMT (una hora más en la España peninsular).

Una hora después, a las 11.00 GMT, fue el turno de Niue, Islas Salomón, Nueva Zelanda y el reino de Tonga, pero no las islas Samoa que, pese a quedar al oeste de Navidad, está al otro lado de la Línea internacional de cambio de fecha y los relojes locales marcan la medianoche entre el 30 al 31 de diciembre. En Nueva Zelanda, tanto Auckland como Wellington han preparado un espectáculo de fuegos artificiales que reunirá a miles de personas en las calles donde las autoridades han prohibido el consumo de alcohol en zonas públicas.

Frente a la Opera de Sídney

En la ciudad australiana de Sídney, miles de personas se habían congregado a media tarde frente al icónico edificio de la Opera para celebrar allí la llegada del año (a las 13.00 GMT) viendo su tradicional espectáculo pirotécnico. Algunos esperaron desde primera hora de la mañana, instalados en las escaleras del vestíbulo exterior con sus cestas llenas de comida y pasaron allí la jornada en compañía de familias y amigos. Se espera que un millón y medio de ciudadanos vean el espectáculo desde numerosos puntos de la ciudad y que otros millones de espectadores lo vean por televisión en todo el mundo.

Más de 5 millones de dólares y 7.000 kilos de explosivos se han invertido en la creación de una cascada roja y blanca de fuego que caerá desde el puente, con 100.000 efectos pirotécnicos individuales distintos. La pirotecnia acompañará la entrada al puerto de unos 50 barcos iluminados.