Irán admite que puede fabricar armas nucleares
El presidente Ahmadineyad, en una sala de control del Reactor de Investigación de Teherán

Irán admite que puede fabricar armas nucleares

Un prominente político iraní ha reconocido por primera vez que Teherán tiene la capacidad suficiente para producirlas

madrid Actualizado:

Un prominente político iraní ha reconocido por primera vez que Teherán tiene la capacidad suficiente como para producir armas nucleares, aunque nunca llegará hasta tal límite.

En un comunicado publicado en la web de noticias del Parlamento iraní, Gholamreza Mesbahi Moghadam ha admitido públicamente que las autoridades iraníes tienen los conocimientos y las infraestructuras necesarias para producir una bomba atómica.

Moghadam, que se ha erigido como uno de los más destacados opositores del Gobierno de Mahmud Ahmadineyad, ha revelado que Irán podría conseguir fácilmente uranio altamente enriquecido, "al 90 por ciento", clave para la fabricación de una bomba nuclear. Sin embargo, matiza que el Gobierno iraní ha rechazado seguir adelante.

"Irán tiene la capacidad científica y tecnológica para producir un arma nuclear, pero nunca elegirá dicho camino", remarca Moghadam. Asimismo, ha desmentido que Teherán trate de encubrir tal propósito a través de un programa nuclear con fines civiles, según ha recogido el diario británico 'The Guardian'.

En esta misma línea se ha pronunciado el líder supremo del régimen iraní, el ayatolá Alí Jamenei, así como otros altos mandatarios del Gobierno, quienes han señalado que el programa tiene fines "civiles" y "sanitarios". En concreto, el líder espiritual ha reiterado que las armas nucleares son "inútiles, dañinas y peligrosas".

En cambio, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha adoptado una postura más ambigua. Si bien, en ocasiones, ha amenazado con atacar con todos los medios posibles a aquellas potencias que pretendan interferir en sus políticas energéticas, Ahmadineyad también ha insistido en que, si Teherán abogara por fabricar armas nucleares, lo haría de forma abierta y sin temor alguno.