Ingresa en prisión bajo la «ley mordaza» el periodista Roberto Quiñones

Quiñones Haces fue detenido y golpeado el pasado 22 de abril por oficiales de la Policía política

ABC
Actualizado:

La condena a un año de cárcel para el periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces muestra el empeño del régimen en aplicar con rigor la Ley 88, conocida como «ley mordaza».

Quiñones Haces, de 61 años, fue detenido y golpeado el pasado 22 de abril por oficiales de la Policía política mientras se disponía a informar del juicio al matrimonio de pastores Ramón Rigal y Ayda Expósito, procesados por querer educar a sus hijos en casa.

El día 12 de agosto el periodista presentó un recurso de apelación, que fue rechazado y con el que buscaba obtener un nuevo juicio, tras haber sido condenado por «resistencia y desobediencia» en relación a unos hechos acaecidos el 22 de abril.

Bajo falsos cargos de «resistencia y desobediencia a la autoridad», el periodista fue condenado a «un año de trabajo correccional con internamiento». Efectivos del régimen condujeron este miércoles a prisión a Quiñones, quien se había negado a presentarse en la cárcel provincial de Guantánamo, donde debía haber ingresado el pasado 5 de septiembre.

Según su versión, fue detenido sin motivo aparente, esposado, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que asegura le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

La Fiscalía cubana interpretó que Quiñones se había resistido al arresto, por lo que le impuso una multa que el entonces acusado se negó a pagarla al considerarse inocente.

«La mujer (de Quiñones) nos llamó esta tarde para comunicarnos que se lo llevaban a prisión. Él no se resistió, se comportó pacíficamente», dijo Landa sobre el también jurista de la provincia de Guantánamo que trabaja para Cubanet desde 2012.

En agosto, el Gobierno de EE.UU. condenó el procesamiento de Roberto Quiñones. «Instamos al régimen cubano a liberar inmediatamente al señor Quiñones y a cesar el abuso y maltrato contra él», dijo entonces el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

El arresto de Quiñones se da el mismo día en que el líder de la opositora Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer, dijo en un tuit que lo acababan de liberar.

«Me acaban de liberar después de brutal golpiza. Temo que a los demás coordinadores y activistas le estén golpeando de igual manera. Brutal represión contra #MarchaDeLosGirasoles», escribió Ferrer en su cuenta de Twitter.

Tropas especiales del régimen cubano arrestaron a varios activistas de UNPACU durante una marcha que se celebró el pasado domingo en las calles de Santiago de Cuba. Entre los detenidos figuran el líder juvenil de la organización opositora al régimen, Carlos Amel Oliva Torres, y Ferrer, según recogió por su parte el sitio digital Cibercuba.