El sospechoso de terrorismo Aman Abdurrahman, alias Oman Rohman durante el juicio
El sospechoso de terrorismo Aman Abdurrahman, alias Oman Rohman durante el juicio - EFE

Indonesia condena a pena de muerte a un yihadista

Oman Rochman, ideólogo de un grupo afín al Estado Islámido ha sido condenado por su implicación en una ola de atentados entre 2016 y 2017

Actualizado:

Un panel de cinco magistrados ha hallado culpable a Rochman por su implicación en varios ataques en los que perdieron la vida más de una decena de personas en Indonesia, en el juicio celebrado el viernes.

«Ha sido hallado culpable de actos terroristas y por lo tanto recibirá la pena de muerte», ha dicho el magistrado Akhmad Jaini durante la lectura de la sentencia.

Tras oír la pena, Rochman, también conocido con el sobre nombre de Aman Abdurrhaman, se arrodilló en oración musulmana mientras las fuerzas de seguridad lo cubrían tapando la visión de los asistentes, según han relatado los testigos a Efe.

Se trata de la primera vez que la Justicia indonesia condena al pelotón de fusilamiento a una persona por incitar atentados, ya que el resto de las condenas anteriores de este tipo recayeron en autores materiales.

La Fiscalía indonesia solicitó el mes pasado la pena capital para Rochman por planear el atentado ocurrido en enero de 2016 cerca de un centro comercial de Yakarta, en el que hubo 4 muertos y más de 20 heridos.

Fue un asalto coordinado con explosivos y disparos en una céntrica zona de la capital donde hay varios hoteles y restaurantes, frecuentada por trabajadores de organismos internacionales.

La sentencia también responsabiliza al clérigo de incitar otros ataques, entre ellos el atentando en una estación de autobuses de la capital el año pasado que mató a tres policías y dos suicidas, y en una iglesia en la isla de Borneo en 2016 en el que murió una niña de dos años.

El tribunal ha considerado que el condenado propalaba sus ideas a través de libros e información que publicaba en internet, así como sermones compartidos en archivos de audio.

El analista radicado en Indonesia de la consultora Concord Consulting, Todd Elliott, ha declarado que la condena envía un «fuerte mensaje», aunque no será implementada a corto plazo.

«El Gobierno actual este resuelto a no solo arrestar a gente que participe activamente en terrorismo si no perseguir a la gente que incita y ofrece justificación religiosa e ideológica», ha dicho Elliott en conversación telefónica.

Según el experto, el condenado es una de las personas más influyentes del yihadismo indonesio debido a su capacidad para difundir su ideología, ya que domina el inglés y el árabe y ha traducido numerosos textos islamistas.

Rochman está considerado uno de los fundadores del grupo yihadista Jamaah Ansharut Daulah (JAD), surgido en 2015 de la fusión de varios grupos radicales y vinculado con el Estado Islámico.

Además de los citados atentados atribuidos al JAD, a mediados del mes pasado miembros de esta organización yihadista atentaron en varias ciudades de Indonesia con el resultado de 30 muertos y 50 heridos.

En enero de 2017, el Departamento de Estado de Estados Unidos clasificó al JAD como una organización terrorista «global».

Después de estos ataques, el Ejecutivo presionó para que se aprobase una nueva legislación antiterrorista que el Parlamento debatía desde principios de 2016 y que aumenta el periodo de detención de los sospechosos e involucra al Ejército.

Indonesia, el país más poblado del islam y donde la población musulmana representa cerca del 88 por ciento de los 260 millones de habitantes, ha sufrido varios atentados yihadistas, entre ellos el perpetrado en la turística isla de Bali en 2002, que causó 202 muertos.