El presidente de la Comisión Electoral Central (CEC) de Moldavia, Eugeniu Stirbu, durante una rueda de prensa en Chisinau, Moldavia / EFE
El presidente de la Comisión Electoral Central (CEC) de Moldavia, Eugeniu Stirbu, durante una rueda de prensa en Chisinau, Moldavia / EFE

Incertidumbre en Moldavia tras la inesperada derrota de los comunistas

EFE | MOSCÚ
Actualizado:

Contra todos los pronósticos, el Partido de los Comunistas de Moldavia (PCM) perdió el control Parlamento, según los resultados oficiales no definitivos de las elecciones celebradas el miércoles en esa antigua república soviética enclavada entre Ucrania y Rumanía.

A falta de escrutar sólo el 3 por ciento de las papeletas el gobernante PCM obtenía 48 de los 101 escaños del Parlamento, lo que supone la pérdida de 12 actas de diputado respecto a las pasadas elecciones del 5 de abril pasado.

"Después del cómputo del 97 por ciento de las papeletas, los comunistas obtienen el 45,1 por ciento o 48 escaños", declaró hoy el miembro de la Comisión Electoral Central (CEC) Valentin Vizant, citado por la agencia rusa RIA-Nóvosti.

Los 53 escaños restantes se los repartirían cuatro partidos opositores, que ya manifestaron su disposición a formar una coalición de mayoría.

De acuerdo con los datos ofrecidos por Vizant, la segunda formación más votada fue el Partido Democrático Liberal (PDL), que obtuvo el 16,41 por ciento (17 escaños), seguido del Partido Liberal (PL), con el 14,4 por ciento (15 escaños).

Las otras dos formaciones que consiguieron superar la barrera del 5 por ciento son el Partido Democrático, que consiguió el 12,5 por ciento (13 escaños) y la alianza Nuestra Moldavia, con el 7,4 por ciento (8 escaños).

El líder del PDL, Vlad Filat, anunció que las cuatro formaciones opositoras llegaron a un "acuerdo de principio" para formar una coalición de mayoría.

"Los detalles los discutiremos una vez que sean anunciados los resultados oficiales definitivos de las elecciones", dijo Filat, citado por la agencia rusa Interfax.

Los resultados electorales, que según la CEC prácticamente ya no sufrirán modificaciones, permiten a la oposición formar Gobierno, pero no elegir al presidente de la república, pues para ello se necesita un mayoría cualificada de tres quintos, es decir, los votos de 61 diputados.

Como consecuencia de los comicios, opositores y comunistas han invertido sus papeles: los primeros tienen mayoría parlamentaria y los segundos, los escaños suficientes para bloquear la elección del presidente del país y, por tanto, provocar la disolución del Legislativo.

Según la Constitución moldava, si el Parlamento no consigue elegir en dos votaciones al presidente de la república, como ocurrió tras las pasadas elecciones de abril, el Legislativo es disuelto y se convocan nuevos comicios.

Ahora bien, de acuerdo con la ley moldava el Parlamento no puede ser disuelto dos veces en el curso del mismo año, por lo que en caso de nuevos comicios estos tendrían lugar en 2010, y hasta entonces seguiría en funciones el actual presidente, el comunista Vladímir Voronin.

"Hay que buscar vías de compromiso entre los partidos que accedieron al Parlamento", declaró a RIA-Novosti el dirigente comunista Vladímir Turcan, ex vicepresidente del Legislativo.

Sin embargo, Turcan subrayó que su formación no puede negociar compromisos con "aquellos que de palabra hablan de soberanía, pero que tienen en mente destruirla", en alusión a que tres de los partidos opositores son pro rumanos. "En otras palabras, sólo habrá acuerdo con políticos responsables, maduros, con verdaderos patriotas", dijo el dirigente comunista.

Elecciones razonalblemente limpias

Los comicios moldavos cumplieron con los principales estándares democráticos, según el informe preliminar de las misiones de observadores de la OSCE, el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo.

"La valoración general es positiva, aunque no podemos decir que las elecciones cumplieron con todos los criterios internacionales", señaló el jefe de la misión del Parlamento Europeo, Marian-Jean Marinescu.

En su opinión, Moldavia necesita "más democracia, y en este camino tiene el apoyo de la Unión Europea", señala el comunicado oficial de la OSCE, publicado en su página en internet.