Un cubano intenta llegar a su casa, afectada por las inundaciones, /AP
Un cubano intenta llegar a su casa, afectada por las inundaciones, /AP

El huracán 'Ike' toma fuerza mientras avanza hacia Texas

Los vientos e intensas lluvias afectan todavía al oeste de Cuba y a los cayos más al sur del estado de Florida

AGENCIAS |
LA HABANAActualizado:

Tras barrer Cuba de este a oeste, el huracán 'Ike' gana intensidad a su paso por el sudeste del Golfo de México y asciende a categoría dos en la escala Saffir-Simpson, de cinco, al superar sus vientos máximos sostenidos los 150 kilómetros por hora en su camino hacia el estado de Texas, según ha informado el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU. Los expertos apuntan incluso a que por su fuerza alcance el grado tres.

A las 15.00 GMT, el centro del huracán estaba localizado cerca de la latitud 23,9 grados norte y de la longitud 85,3 grados oeste, unos 365 kilómetros al oeste-suroeste de los cayos de Florida y a 690 kilómetros de la desembocadura del río Misisipi, aunque se prevé que en las próximas horas experimente un giro oeste-noroeste y continúe su trayectoria por el centro del Golfo de México en los próximos dos días.

Deja a su paso 70 víctimas mortales

Durante casi 48 horas, 'Ike' atravesó Cuba de oriente a occidente con lluvias torrenciales y vientos huracanados que han causado al menos cuatro muertos, daños económicos muy elevados y ha obligado a la evacuación de más de un millón de personas, el 10% de los 11,2 millones de habitantes de la isla, según fuentes oficiales. Asu paso por Haití dejó una estela de 66 víctimas mortales.

Se mantiene el aviso de tormenta tropical (paso del sistema en 24 horas) para las provincias cubanas de La Habana, Ciudad de La Habana, Matanzas, Pinar del Río - devastada hace 10 días por el huracán ' Gustav'- e isla de la Juventud. Está activo también un aviso de tormenta desde el oeste de Cayo Hueso hasta Dry Tortugas, en el extremo sur del estado de Florida.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico (del 1 de junio al 30 de noviembre) se han formado diez tormentas tropicales y cinco huracanes. Los meteorólogos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera estadounidense vaticinaron que esta temporada iba a ser muy activa, con la posible formación de 14 a 18 tormentas tropicales, de las que entre siete y 10 podrían llegar a convertirse en huracanes.