AP  Un grupo de residentes de Gonaives, en Haití, huye de sus casas en calles anegadas por las fuertes lluvias causadas por el paso del huracán «Ike»
AP Un grupo de residentes de Gonaives, en Haití, huye de sus casas en calles anegadas por las fuertes lluvias causadas por el paso del huracán «Ike»

El huracán «Ike» pierde fuerza en Cuba y baja a categoría 2

AFP | LA HABANA
Actualizado:

El huracán Ike, que azota este lunes el oriente de Cuba, perdió fuerza al tocar tierra y bajó a categoría dos en la escala Saffir-Simpson (máximo cinco), según los informes meteorológicos.

Ike, que penetró a la isla la noche del domingo por Cabo Lucrecia, en la oriental provincia de Holguín, avanza paralelo a la costa noreste de Cuba hacia la región central con vientos de 165 km/h y rachas superiores, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

A las 06H00 locales (10H00), su centro fue situado 45 km al sudeste de la oriental provincia de Camagüey y se desplazaba con rumbo al centro de Cuba a unos 24 km/h, barriendo el territorio de este a oeste, para salir muy cerca de La Habana el martes.

Con esa trayectoria avanzará "hacia el sureste del Golfo de México el martes" y "es posible algún debilitamiento adicional a medida que Ike se mueve sobre el centro de Cuba hoy", añadió el NHC.

De acuerdo con el rumbo pronosticado, el huracán podría afectar los cayos de Florida rumbo al Golfo de México (donde Estados Unidos produce más del 26% de su petróleo) y Luisiana.

Fuertes lluvias, inundaciones y vientos huracanados

Fuertes lluvias, inundaciones y vientos huracanados afectan toda la región oriental, sobre todo en Holguín, donde el ciclón dañó viviendas, arrasó con árboles y provocó la interrupción del servicio eléctrico de la provincia, según los informes locales.

Más de un millón de personas fueron puestas a resguardo en Cuba, sobre todo en Holguín y Camagüey, y más de 13. 000 turistas en el polo turístico de Varadero, en la occidental Matanzas, próxima a La Habana.

Antes de llegar a Cuba, Ike causó lluvias e inundaciones que mataron a al menos 47 personas en Haití sólo en la localidad de Cabaret, cerca de Puerto Príncipe, capital del empobrecido país donde más de 600 murieron en total con el reciente paso de los ciclones Hanna, Gustav y Fay.

Ike golpea a Cuba una semana después de que el huracán Gustav la cruzó por el oeste con vientos de 240 km/h (categoría 4) y rachas de hasta 340 km/h, sin dejar muertos pero sí decenas de miles de damnificados y enorme destrucción en Pinar del Río y la Isla de la Juventud, en lo que Castro comparó con un "golpe nuclear".