Un operario intenta evitar el paso de la gente hacia una zona con construcciones inseguras en la Habana Vieja, tras las intensas lluvias caídas. Ap

El huracán «Michelle» deja en Cuba cinco muertos y 700.000 evacuados

El huracán «Michelle», el más fuerte que ha azotado Cuba en los últimos cincuenta años, provocó grandes destrozos en el centro de la isla, dejando cinco muertos, más de 700.000 evacuados y fuertes pérdidas en la agricultura y en las edificaciones, que comenzaron a ser evaluadas ayer por las autoridades.

LA HABANA. ABC
Actualizado:

El potente huracán, que llegó a alcanzar la categoría cuatro (en la escala de Saffir-Simpson, de uno a cinco) con vientos sostenidos de hasta 215 kilómetros por hora, ocasionó grandes daños a la agricultura, el servicio eléctrico, las comunicaciones y las viviendas, según informaciones de la televisión local.

Cuatro de las muertes -un ahogado y tres a causa de derrumbes- se produjeron en la provincia de Matanzas, situada a unos 100 kilómetros al este de La Habana, y la otra ocurrió en la capital, a consecuencia del desplome de una edificación, según informó la Defensa Civil Nacional.

CASTRO Y LAS IMPRUDENCIAS

El presidente cubano, Fidel Castro, dijo durante un recorrido por la provincia de Matanzas que la isla se recuperará de las pérdidas provocadas por «Michelle» a su paso por Cuba. «Sobreviviremos al huracán, no importa su magnitud, porque toda la prevención estuvo muy bien organizada», subrayó. «Para nosotros la victoria es un mínimo de pérdidas de vida», puntualizó, al tiempo que explicó que en Cuba los accidentes, al paso de estos fenómenos, ocurren generalmente por imprudencias.

El gobernante cubano manifestó también que la isla dispone de una reserva estatal para afrontar las necesidades inmediatas de la población en caso de catástrofes naturales u otra contingencia, referidas a alimentos, medicamentos y materiales de construcción, entre otros.

Mientras, desde las provincias occidentales de Pinar del Río, La Habana y Ciudad de La Habana y Matanzas, hasta las centrales Villa Clara, Cienfuegos y la oriental Ciego de Avila se mantenía anoche cortado el servicio de electricidad.El curso escolar también fue suspendido desde Pinar del Río hasta Camagüey, pero según declaró el ministro de Educación, Luis Ignacio Gómez, las actividades del sector se irán recuperando en los próximos días. Esos territorios que al paso del huracán habían sido declarados en fase de «alarma» ahora están declarados en «recuperación». Asimismo, los turistas fueron realojados en edificios seguros.

La provincia de Matanzas y la Isla de la Juventud, a unos 60 kilómetros al sur de La Habana, se encuentran entre los territorios más castigados por la furia del huracán, que entró en la tarde del pasado domingo por el sur, junto a Bahía de Cochinos, y salió una hora antes de la medianoche por la zona norte de la provincia de Villa Clara hacia Bahamas.