El huracán «Michelle» asola América Central y se dirige a Cuba

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El huracán «Michelle» dejó a su paso por América Central un paisaje de desolación. «Michelle», cuyo centro está ubicado al sur de Cuba, se cobró el saldo de al menos 10 muertos, 26 desaparecidos y miles de personas sin vivienda. Además sus fuertes lluvias provocaron el desbordamiento de ríos y desmoronamientos de tierra, así como la destrucción de numerosas infraestructuras. Países como Honduras, Guatemala y Nicaragua, fuertemente azotados por el huracán «Mitch», que se cobró la vida de 20.000 personas en 1998, buscan ahora urgentemente la ayuda internacional para paliar los daños que se calculan en unos 10 millones de dólares (unos 1.800 millones de pesetas).

Pero el peligro no cesa y ahora el huracán se traslada al Caribe, aumentando su fuerza y actividad. «Probablemente «Michelle» se transformará en un huracán de categoría cuatro (217 km/h) en las próximas horas y se espera su lento desplazamiento hacia las costas cubanas a primeras horas del domingo», informaron fuentes del Centro Nacional de Huracanes de Cuba.

El gobierno cubano, que canceló los vuelos nacionales e internacionales con destino a Cancún, Ciudad de México y Montreal, emitió un alerta de huracán para las provincias de la costa sur, desde Pinar del Río hasta Ciego del Ávila. Y teme a su vez por la ciudad de La Habana con dos millones de habitantes. Por su parte, la prensa pidió «mantener la calma y la disciplina a la población».

Por último, el Instituto Nicaragüense de Estudios territoriales informó que los efectos del huracán se dejarían sentir el domingo, día de las elecciones, en el que unos 2.700.000 votantes estarían llamados a las urnas.