Howard Schultz habla en una librería de Nueva York
Howard Schultz habla en una librería de Nueva York - AFP

Howard Schultz, el «rey» de Starbucks, se postula para presidente de EE.UU.

Aseguró que concurriría como independiente, a pesar de haberse reconocido como «demócrata de siempre»

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Si Donald Trump lo consiguió, ¿por qué yo no? Eso debe pasar por la cabeza de Howard Schultz, el hombre detrás del éxito de la cadena de cafeterías Starbucks, que se acaba de postular para presidente de EE.UU.. Schultz aseguró el domingo por la noche en el programa «60 Minutes» que estaba «pensando seriamente» presentar su candidatura a las elecciones presidenciales del año que viene.

Schultz, que lideró la expansión de Starbucks entre 1987 y 2017, aseguró que concurriría como independiente, a pesar de haberse reconocido como «demócrata de siempre».

Su abandono de la primera línea directiva en Starbucks -donde ahora es consejero delegado emérito- coincidió con la llegada al poder de Trump, al que ha criticado con fuerza. Pero presentarse con los demócratas tampoco le convence. «Hay demasiadas pruebas de que nuestro sistema político está roto, de que los dos partidos han ido a los extremos y no representan a la mayoría silenciosa de la gente», dijo ayer en un mensaje de vídeo en Twitter.

Trump se mofó de Schultz y dijo que no tiene «agallas» para ganarle. Pero el gran problema es para los demócratas, para quien un independiente como Schultz sería una cuña que dividiría su voto. Ayer, varios altos cargos demócratas criticaban que su candidatura significaría la reelección de Trump.