Honduras elige un Gobierno conservador para combatir la pobreza y la violencia

TEGUCIGALPA. ABC
Actualizado:

Honduras, uno de los países más pobres de Iberoamérica, eligió un nuevo Gobierno conservador para los próximos cuatro años, que presidirá el empresario Ricardo Maduro, claro ganador de las elecciones generales disputadas el domingo pasado.

Maduro, del opositor Partido Nacional (PN, derecha), obtuvo 52,79 por ciento de los votos frente al 43,62 por ciento de Rafael Pineda, del gobernante Partido Liberal (PL, también de derecha), tras el escrutinio del 44,14 por ciento de las 11.075 urnas, según el último informe del Tribunal Nacional de Elecciones (TNE).

Los conservadores del PN volverán al poder en Honduras tras dos periodos consecutivos de Gobierno liberal y por sexta vez desde que Honduras retornó a la democracia en 1982, cuando los militares entregaron el poder a los civiles tras dos décadas de férreo control político.

Maduro, de 55 años, que deberá asumir el poder en enero en sustitución del presidente liberal Carlos Flores, dijo al autoproclamarse vencedor que había recibido un «mandato histórico» por la «contundencia» del triunfo, y prometió una «profunda reforma» política, económica y social, empezando con el combate a la delincuencia y la pobreza.

Pineda, actual presidente del Congreso de 71 años, prometió seguir trabajando por el bienestar al aceptar «con humidad la voz del pueblo».