Imagen del tráiler donde viajaba el niño
Imagen del tráiler donde viajaba el niño - JAVIER PÉREZ (EL SOL DE PUEBLA)

Un hombre mata a tiros al hijo del conductor de un camión durante un altercado de tráfico

El tirador, que viajaba en una camioneta por una carretera de Puebla (México), ametralló al tráiler y las balas impactaron en el vástago del piloto que estaba durmiendo en el camarote

Actualizado:

Las discusiones de tráfico son más habituales de lo que deberían en todo el planeta y, en ocasiones, acaban en tragedia. Como los hechos que han ocurrido en Puebla, México. Un niño de dos años que viajaba en el camarote del camión de su padre ha muerto tras recibir un disparo de un sujeto que había discutido con el conductor del camión porque le había cerrado el paso en la carretera.

El incidente vial se registró en la entrada de San Bernardino Chalchihuapan y el autor de los disparos, que conducía una camioneta, se dio a la fuga, según informa «El Sol de Puebla». Fuentes policiales indican que alrededor de las 16.00 (hora local), el niño y su padre circulaban por la carretera federal en un tráiler de la marca Kenworth de color amarillo.

La trágica discusión comenzó cuando a la altura del kilómetro 16, el conductor del camión realizó una maniobra en la que invadió el carril adyacente cerrando al sujeto que conducía una camioneta. El conductor de este vehículo se puso a la altura del camión para tratar de cerrarle e increparlo. Fue entonces cuando se detuvo en un concesionario y donde, presuntamente, recogió el arma homicida, como informa el citado diario local.

Tras el primer mal trago, el conductor del camión continuó con su ruta. Sin embargo, a la entrada de San Bernardino Chalchihuapan, el sujeto al mando de la camioneta le dio alcance y comenzó a abrir fuego contra el tráiler, según algunos testigos con un rifle R-15. Tras efectuar la ráfaga de disparos el agresor, de unos 40 años edad y tez blanca, huyó a toda prisa.

Fue entonces cuando el conductor del camión se detuvo para comprobar cómo estaba su hijo de dos años que dormía en el camarote. Al abrir, comprobó que había recibido un disparo en el pecho y yacía sin vida. Varios testigos llamaron a los servicios de emergencia que solo pudieron confirmar la muerte del pequeño.