Las mujeres y las chicas jóvenes de Pakistán son las principales víctimas de este tipo de asesinatos
Las mujeres y las chicas jóvenes de Pakistán son las principales víctimas de este tipo de asesinatos - AFP

Un hombre mata a su mujer, sus hijos y seis familiares por una supuesta infidelidad en Pakistán

Al menos mil personas mueren cada año por asesinatos de «honor», según grupos de defensa de los derechos humanos

Actualizado:

Un hombre ha asesinado a su mujer, sus dos hijos y otros seis miembros de su familia este lunes, y quemado luego los cuerpos, en el que parece ser un crimen de «honor» en el centro de Pakistán.

Muhammad Ajmal cometió el crimen para vengarse de una supuesta aventura de su mujer, Kiran, según Imran Mehmood, un oficial de policía de la ciudad de Multan, donde se produjeron los hechos. Ajmal regresó de Arabia Saudí a Pakistán, donde trabajaba como sastre, hace 25 días, con la intención de llevar a cabo los asesinatos.

Mehmood añadió que Ajmal confesó su crimen.

«Es claramente un crimen de honor. Vio una fotografía de su mujer con otro hombre y creyó que estaba teniendo una aventura», dijo Mehmood. «No se arrepiente de sus acciones».

Además de matar a su mujer y sus dos hijos, Ajmal también mató a sus tres cuñadas, dos de sus hijos, y a su suegra.

Ajmal y su padre, que estaba con él en el momento del asesinato, están detenidos y han sido acusado de asesinato, explicó Mehmood. La policía está buscando a su hermano, que se cree que también está implicado.

Las muertes se suman a las de cientos de mujeres y niñas asesinadas en Pakistán cada año, según los grupos de derechos humanos, por miembros de su familia que creen que su honor ha ido dañado, lo que a menudo implica fugarse o fraternizar con hombres, o cualquier otra actitud que infrinja los valores conservadores con los que se trata a las mujeres.

El hermano de Kira, Ali Raza, dijo a Reuters que Ajmal y su hermana tenían problemas matrimoniales y que ella se había trasladado recientemente a Pakistán para vivir con su familia.

«Me he quedado solo con mi padre, toda mi familia ha desaparecido», dijo.

Pakistán adoptó medidas legislativas contra los asesinatos de honor en 2016, introduciendo duros castigos y cerrando vacíos legales que permitían que los asesinos salieran libros si eran perdonados por los miembros de la familia.

La Policía de Punjab, la provincia más habitada de Pakistán, ha explicado que el número de crímenes de honor estaba descontrolado hasta la reciente adopción de la ley, pero los grupos de defensa de derechos humanos consideran que cada año se producen unos 1.000.