AFP

La Fiscalía trata de «atentado terrorista» el ataque de un hombre a dos militares en el centro de Bruselas

El sospechoso, que no tenía atecendentes de actividad terrorista, ha sido neutralizado tras intentar apuñalar a los soldados

BruselasActualizado:

El hombre que ha atacado con un cuchillo a dos militares este viernes en el centro de Bruselas al grito de «Alá es grande» ha muerto por los disparos recibidos, según ha confirmado a Europa Press la Fiscalía federal, que trata el incidente como un «ataque terrorista».

Se trataba de un hombre somalí de 30 años que llegó a Bélgica en 2004 y le fue concedido el asilo cinco años después. Pasada una década, en 2015, obtuvo la ciudadanía belga, según ha confirmado el ministro de Migración, Theo Francken. En principio, el individuo no mantenía relación con el terrorismo yihadista pero había cometido un acto de agresión el pasado mes de febrero.

De momento, un primer registro de sus pertenencias ha desembocado en el hallazgo de un arma falsa y dos copias del Corán, según la Fiscalía belga, que está estudiando el incidente como un caso de terrorismo. Además, la Policía belga ha efectuado un registro de su domicilio, situado en la ciudad de Brujas (en el norte del país), aunque no ha dado detalles de lo que ha encontrado.

El resultado del ataque

Uno de los militares ha recibido cortes en la mano y en la cara, pero sus heridas son de carácter leve. El somalí ha muerto tras la intervención de las autoridades, según las autoridades. El suceso ha tenido lugar en el bulevar Emile Jacqmain, en el centro de la capital belga, alrededor de las 21.00 horas.

La Policía ha desplegado un amplio perímetro de seguridad en torno al lugar de los hechos y ha informado de que la situación está «bajo control». El nivel de la amenaza se mantiene en 3 en una escala de 4. Este es un acto aislado, según un portavoz policial. La fiscalía federal se ha hecho cargo del caso.

«La información que tenemos del atacante es que se trata de un hombre de 30 años sin antecedentes por actividades terroristas», dijo la portavoz de la fiscalía. Aún así, las autoridades han calificado el hecho de «atentado terrorista».

El primer ministro belga, Charles Michel, ha mostrado su apoyo a los soldados atacados. «Todo nuestro apoyo a nuestros soldados, nuestros servicios de seguridad siguen atentos. Estamos monitoreando la situación», agregó el jefe del Gobierno belga.