La Policía mantiene acordonado el lugar del suceso en Bruselas
La Policía mantiene acordonado el lugar del suceso en Bruselas - Reuters

Herido un policía tras ser apuñalado en Bruselas por un hombre que fue abatido

Testigos aseguran que escucharon al atacante decir «Allah Akhbar» («Alá es grande»)

Actualizado:

Un policía de Bruselas ha sido atacado esta mañana por un hombre con un cuchillo y ha resultado herido, aunque no se encuentra en peligro, según informan medios belgas. El agente recibió una puñalada en el cuello en una comisaría del centro de la ciudad y su atacante habría sido abatido, pero su vida tampoco corre peligro.

«Un policía ha sido apuñalado y herido leve. Ha sido llevado al hospital, su vida no corre peligro», ha confirmado la portavoz de la Policía, Ilse Van de Keere, a AFP.

«Sus compañeros han respondido disparando al agresor, que ha sido detenido», ha continuado la portavoz antes de precisar que tampoco se teme por su vida.

Testigos han declarado que escucharon al atacante Allah Akhbar («Alá es grande») aunque Van de Keere ha subrayado a HLN.be que «es demasiado pronto para hacer declaraciones sobre esto». «La investigación todavía está en plena marcha», añadió.

Actualmente, se están contemplando todas las hipótesis, ha señalado el ministro de Justicia Koen Geens (CD & V) en Radio 1. «Estamos buscando un vínculo con el radicalismo, pero por el momento no parece estar allí», dice Geens.

El viceprimer ministro y ministro de Seguridad e Interior, Jan Jambon, se ha mostrado consternado ante el apuñalamiento. «La policía ha sido víctima de un ataque cobarde», ha afirmado a través de su portavoz a Belga.

Jambon también escribió un mensaje en Twitter sobre el ataque. «Ataque a la estación de policía de Bruselas. El perpetrador fue abatido. Un policía ha sido herido. La fiscalía investiga el caso», escribe Jambon, que ha mostrado todo su apoyo a la Policía de Bruselas tras otra «acción cobarde».

El ataque tiene lugar durante la visita de Estado de dos días a Bélgica del presidente francés Emmanuel Macron, en un contexto todavía marcado por el recuerdo de los atentados yihadistas de París y Bruselas. Macron se reunirá esta mañana con el rey Felipe en Molenbeek, el barrio de Bruselas considerado como un nido de terroristas tras los atentados de 2015.