Vista del río Evros, la frontera natural entre Turquía y Grecia
Vista del río Evros, la frontera natural entre Turquía y Grecia - Reuters

Hallan a tres refugiadas degolladas en Grecia cerca de la frontera con Turquía

Se desconoce la identidad de las mujeres de 15, 21 y 35 años asesinadas, pero se cree que podrían provenir del Magreb o de algún país árabe

AtenasActualizado:

La Policía de Grecia ha puesto en marcha una investigación sobre el asesinato de tres refugiadas halladas en la frontera con Turquía, para determinar si se trata de una ejecución por parte de radicales islámicos o un fue perpetrado por traficantes de personas.

Según explicó hoy una portavoz policial a Efe, las tres mujeres fueron halladas este miércoles degolladas y con las manos atadas, a solo 50 metros de la frontera con Turquía, en el extremo nororiental de Grecia.

Por el momento se desconoce la identidad y procedencia de las víctimas, pero se cree que podrían provenir del Magreb o de algún país árabe. Las dos primeras mujeres, de edades comprendidas entre los 15 y 21 años según los primeros análisis forenses, fueron halladas juntas, mientras que el cuerpo de la tercera, de unos 35 años, estaba a unos metros de distancia de ellas.

Aunque la autopsia no ha concluido -sus resultados se esperan para este viernes- los cuerpos no presentaban signos de violencia sexual. La portavoz de la Policía añadió que el hecho de que el cadáver de la mujer de edad más avanzada portara joyas reduce la posibilidad de que el motivo del crimen fuera el robo.Cerca de los cadáveres fue hallado un cuchillo de tipo militar que podría ser el arma del crimen.

Evros es un paso habitual de migrantes en búsqueda de mejores condiciones de vida en Europa desde los años 90, mucho antes del estallido de la crisis de refugiados, en 2015.

Según datos del Ministerio de Migración, han llegado a Grecia a través de la frontera terrestre con Turquía 3.300 personas en 2016, 5.500 en 2017 y 12.000 solo en los primeros nueve meses de 2018.

Desde enero hasta septiembre de este año, la Policía detuvo además en el norte de Grecia a 1.190 traficantes, a los que se sumaron otros 30 durante la primera semana de octubre.