Manifestantes en Caracas huyen de los cuerpos de seguridad
Manifestantes en Caracas huyen de los cuerpos de seguridad - REUTERS

La Guardia Nacional de Venezuela «bombardea» Caracas con gas lacrimógeno

El ataque, que se ha llevado a cabo desde helicópteros, afecta a varios centros de salud. Entre los heridos, una bebé de tan solo un mes de edad

La quinta jornada de protestas en la calle contra el Gobierno de Nicolás Maduro se salda con 18 detenciones en Caracas y más de 200 heridos en todo el país

Corresponsal en CaracasActualizado:

La situación en Venezuela y las expresiones públicas contra el Gobierno de Nicolás Maduro se han endurecido en la quinta jornada de protestas en las calle. Las manifestaciones se han saldado con 18 detenciones en la capital, más de 200 heridos en las concentraciones de los diferentes estados del país, y con una clara acusación del Ejecutivo a los opositores, a quienes ha llamado «extremistas». Además, los ha acusado de generar «caos, causar daños y alterar la paz» en algunos puntos Caracas.

«Tras los hechos violentos suscitados hoy se encuentran 18 personas detenidas, a la orden de la justicia venezolana», dijo el ministro de Interior y Justicia venezolano, Néstor Reverol, desde el palacio presidencial de Miraflores a través del canal estatal VTV. Poco antes, el Ministerio de Interior y Justicia había señalado en su cuenta de Twitter que siete personas habían sido detenidas por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) «con 60 bombas Molotov en Bello Monte (este de Caracas)».

Además de las detenciones en Caracas, la represión contra los manifestantes opositores se ha saldado este martes con varios heridos y asfixiados entre ellos una bebé de un mes de nacida. Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) han disparado bombas de gas lacrimógeno contra dos centros de salud, afectando a varios pacientes.

Esta vez fueron los helicópteros oficiales los que lanzaron las bombas sobre las zonas residenciales de Caracas. Una acción con la que la Guardia Nacional perseguía reprimir a los manifestantes que estaban huyendo de los uniformados en protestas en la calle y que el Defensor del Pueblo, Tareck William Saab, ha condenando.

Los soldados de la GNB han lanzado los cartuchos de gas al área de emergencias de la Clínica Las Mercedes, en el Centro Profesional Las Mercedes y al ambulatorio Salud Chacao, para dispersar a los manifestantes que habían ido a la autopista Francisco Fajardo parea continuar la protesta, tras concluir la concentración celebrada en la Plaza Brión de Chacaíto. En la Clínica Las Mercedes fue afectada una recién nacida que tuvo que ser trasladada a otro centro de salud porque se estaba asfixiando. Entre los heridos también se encuentran la diputada Delsa Solórzano, que recibió un bombazo en el pecho, o el presidente del parlamento, Julio Borges. Las fuerzas de seguridadad destrozaron la puerta de vidrio de la entrada principal de la clínica y también dañaron el centro Salud Chacao donde estaba siendo atendido el reportero gráfico Román Camacho, que sufrió una fractura en su pierna.

El canal de televisión por internet VivoPlay ha mostrado imágenes del momento en que la bebé de un mes fue trasladada por los servicios de emergencia en una camioneta a un hospital cercano. «Esto no se ve en Siria ni en Pakistán. Esto es culpa de Maduro y todo su combo. Tienen que meterlos presos», dijo a la televisión Luis Montañés, médico oncólogo que trabaja en ese centro. «Son unos animales, no pueden agredir en donde hay gente indefensa», ha añadido ante las cámaras, a quienes ha mostrado un cartucho de perdigones que encontró en las inmediaciones del centro.