La Explanada de las Mezquitas en Jerusalén
La Explanada de las Mezquitas en Jerusalén - AFP

Un grupo de palestinos insulta y escupe a un bloguero saudí a su llegada a Israel

La Federación de Periodistas Árabes condenó ayer la visita de la delegación al considerar que «contradice y viola su ley básica que rechaza cualquier forma de normalización con el enemigo sionista»

Jerusalén Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El bloguero saudí Mohamed Saud, uno de los cuatro periodistas árabes que visita Jerusalén este martes, invitados por el Ministerio de Exteriores israelí pese a que sus países no tienen relaciones diplomáticas con Israel, fue recibido en la Explanada de las Mezquitas con insultos, lanzamiento de sillas y escupitajos, según muestran imágenes difundidas hoy por medios locales.

«¡Animal! ¡Basura! ¡Fuera! ¡Fuera!», le gritó un grupo de palestinos. Hostiles a la visita de Saud, los palestinos le increparon indicándole que debería ir a «rezar a la sinagoga, no a (la mezquita de) Al Aqsa», al considerarle un colaborador de las autoridades israelíes, que ocupan la parte oriental de Jerusalén, donde está situada la Ciudad Vieja y la Explanada de las Mezquitas, desde la guerra de 1967.

La Federación de Periodistas Árabes condenó ayer la visita de la delegación de seis miembros procedentes de Irak, Arabia Saudí, Baréin y Emiratos Árabes Unidos, al considerar que «contradice y viola la ley básica de la federación que rechaza cualquier forma de normalización con el enemigo sionista». «El conflicto entre árabes y sionistas durará hasta la liberación de los territorios árabes y palestinos ocupados», señaló la organización en un comunicado.

El Ministerio de Exteriores israelí no ha desvelado las nacionalidades de los periodistas invitados, pero ha informado de que el grupo visitará esta semana las ciudades de Tel Aviv, Nazaret, Haifa y Jerusalén, donde acudirá al Museo del Holocausto (Yad Vashem) y a la Knéset (Parlamento israelí) y se reunirán con oficiales y académicos locales. El objetivo, indicó Exteriores, es «exponer a periodistas, algunos de los cuales vienen de países con los que Israel no tiene relaciones diplomáticas, a las posturas israelíes en temas diplomáticos y políticos», además de permitirles «observar de primera mano a la sociedad israelí en toda su diversidad».