Policías federales custodian la escena de la investigación tras el secuestro y liberación de al menos 27 personas en Cancún (México)
Policías federales custodian la escena de la investigación tras el secuestro y liberación de al menos 27 personas en Cancún (México) - EFE

Un grupo armado perpetró el secuestro de 30 trabajadores en un «call center» de Cancún

27 de ellas fueron liberadas horas después tras un fuerte operativo policial

Actualizado:

El secuestro de 30 trabajadores de un centro de ventas por teléfono en el balneario mexicano de Cancún fue perpetrado por un grupo armado de ocho personas que podría estar vinculado al crimen organizado.

Unas 30 personas que trabajaban en un centro de llamadas («call center») fueron llevados a la fuerza este martes, aunque 27 de ellas fueron liberadas horas después tras un fuerte operativo policial.

Según informó el fiscal del suroriental estado de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca Rosales, tres empleados del centro ya habían sido liberadas con anterioridad por los propios criminales antes del operativo en el que participó la nueva Guardia Nacional, que se saldó con cinco personas detenidas.

Las víctimas rescatadas este martes estaban encerradas, con los ojos vendados y distribuidas en dos habitaciones de una residencia cercana al lugar de los hechos.

En esa «casa de seguridad» del grupo de secuestradores fueron detenidas tres personas y otros dos sujetos que intentaron esconderse en los techos de viviendas vecinas fueron también arrestados por policías que participaron en el despliegue de seguridad.

El fiscal sostuvo que una de las líneas de investigación son disputas entre dos socios que eran propietarios del centro de ventas telefónicas de paquetes vacacionales, de donde fueron secuestradas las 30 personas.

«En el lugar (del rescate) también fueron aseguradas cinco armas largas tipo AR-15 y dos armas cortas calibre 9 milímetros así cargadores y cartuchos», indicó el fiscal.

De acuerdo con Montes de Oca, la fiscalía abrió una investigación por la privación de la libertad de estas personas. Según explicó, el caso es investigado por el delito de secuestro, toda vez que los responsables «tenían toda la intención de hacer daño a las víctimas».

Entre las personas rescatadas se encuentra uno de los socios de la empresa, y uno de los cinco detenidos es extranjero. El fiscal afirmó que las investigaciones llegarán hasta las últimas consecuencias y anunció que ya se busca al otro socio relacionado con la empresa.

Aunque se le cuestionó sobre la participación de grupos del crimen organizado en el secuestro masivo, declaró que esperarán el avance de las investigaciones para dar más informes, sin descartar el vínculo.

«Parece que es un conflicto de dos grupos. Todavía no se puede hablar de un secuestro en el sentido de que sean bandas criminales, sino que son dos grupos que tienen alguna actividad y están en disputa», dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Según datos oficiales, en Quintana Roo operan al menos 5 grupos delictivos que han protagonizado fuertes enfrentamientos por el control de la venta de drogas, principalmente en Cancún y Playa del Carmen, con tiroteos en establecimientos y ajustes de cuentas, alejando a los turistas de sus playas.