El Gobierno checo pide la colaboración de la sociedad española para paliar los efectos de las riadas

Madrid. Ep
Actualizado:

El Gobierno checo ha pedido la colaboración de la sociedad española para paliar las gravísimas consecuencias de las inundaciones que afectaron al país a mediados de este mes, la mayor catástrofe natural sufrida por el país desde hace 150 años. "Los daños materiales van a alcanzar miles de millones de euros y la República Checa y los damnificados apreciarán cualquier acto de solidaridad  financiera", apunta.

Con este fin, además de publicar varios anuncios en la prensa española, el Gobierno checo ha abierto una cuenta en el Banco Santander Central Hispano (la número 0049-5923-08-2316019624) para recaudar la ayuda que los españoles deseen entregar, y "agradece cualquier ayuda que pueda prestarse".

Los fondos que se consigan a través de esta cuenta serán transferidos periódicamente a otra abierta especialmente por el Gobierno en el Banco Nacional Checo, donde también pueden ingresarse directamente las aportaciones. "El Gobierno de la República Checa garantiza el uso exclusivo de los fondos recaudados para los fines humanitarios", señala Praga en su comunicado.

Asimismo, el Gobierno plantea la posibilidad de enviar ayuda material al país, aunque en tal caso resulta indispensable que los donantes entren primero en contacto con la Embajada en Madrid, ya que las necesidades cambian a cada momento.

Actualmente, se necesitan sobre todo desecadoras de edificios (en las modalidades de ayuda humanitaria gratuita, venta o préstamo),  10. 000 dosis de gamaglobulina (como ayuda gratuita), vacunas contra hepatitis virulenta tipo A (como ayuda gratuita o venta),  detergentes, material de limpieza y desinfectantes a base de cloro (en las mismas modalidades) y una grúa flotante con unidad de tracción, como ayuda gratuita o préstamo.

En su página web (´www. mfa. cz/madrid´), la Embajada checa ofrece

todos los detalles para el envío de esta ayuda, advirtiendo no obstante de que el eventual envío de la asistencia material estará condicionado a la capacidad de aceptarla por parte de sus destinatarios.

Finalmente, es posible enviar la ayuda a través de las ONG especializadas, una asistencia que no está coordinada con el Ministerio checo de Asuntos Exteriores, por lo que los donantes deberán entrar en contacto directamente con tales organizaciones,  como las de voluntarios ADRA (´www. adra. cz´) y Clovek v tísni (´www. floods. cz´) o Cruz Roja y Cáritas.

Las lluvias torrenciales de principios de agosto provocaron el desbordamiento de los ríos en las regiones de Praga, Bohemia Central,

Bohemia del Sur, Plzen, Karlovy Vary y Ustí nad Labem, donde se

declaró el estado de emergencia. En Praga, el Moldava sobrepasó los

límites del casco histórico, provocando daños en los únicos monumentos medievales de la capital; en otras ciudades históricas la situación es muy similar.