Las fuerzas de Ouattara aseguran tener ya el control de la residencia de Gbagbo
Bombardeos de la ONU a los alrededores de la residencia de Gbagbo - REUTERS
costa de marfil

Las fuerzas de Ouattara aseguran tener ya el control de la residencia de Gbagbo

La ONU y Francia combaten en Abiyán a las tropas leales a Gbagbo. Incertidumbre en el país

EDUARDO S. MOLANO
CORRESPONSAL EN NAIROBI Actualizado:

Las fuerzas armadas del presidente electo de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, aseguraron la madrugada del lunes haber tomado el control de la residencia del presidente saliente, Laurent Gbagbo, en Abiyán, la capital financiera del país. Aún no ha sido confirmado si Gbagbo estaba presente durante el asedio final.

El ataque contra Gbagbo, aferrado al poder y atrincherado en su palacio presidencial, no se está llevando a cabo únicamente por los soldados leales al vencedor de las elecciones y reconocido por la comunidad internacional tras su victoria en las últimas elecciones presidenciales llevadas a cabo en el país africano, Alassane Ouattara, sino también por las tropas militares francesas y de Naciones Unidas, que están llevando a cabo ataques contra los últimos bastiones de resistencia leales a Gbagbo.

En principio, la acción tiene la apariencia de una ofensiva en to da línea contra el todavía presidente saliente. Un helicóptero de la ONU disparó contra dos bases de Gbagbo y lanzó cohetes cerca del palacio presidencial. Las tropas francesas emplearon armas pesadas contra las milicias del presidente saliente. Francia y las fuerzas de la ONU juegan un papel «imparcial». Naciones Unidas había informado previamente del inicio de las operaciones militares contra equipos e instalaciones militares de Gbagbo, al que acusan de atacar a la población civil y a la misión de paz en el país africano (UNOCI).

Defensa de los civiles

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró que se trató de una intervención que él mismo había solicitado para proteger a los civiles. Ban Ki Moon informó de que había enviado una carta «MC»al presidente galo, Nicolas Sarkozy, en la que señaló la «urgente» necesidad de actuar: «Como usted sabe, la situación de la seguridad en Abiyán se ha deteriorado gravemente en los últimos días», afirma en su misiva.