Paddles, el gato de la Primera Ministra de Nueva Zelanda
Paddles, el gato de la Primera Ministra de Nueva Zelanda - Twitter

El gato de la primera ministra de Nueva Zelanda fue atropellado por su vecino

El hombre rompe su silencio y confiesa su autoría más de año y medio después de la muerte del animal

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hace más de año y medio de la muerte de Paddles, el llamado «Primer Gato» de Nueva Zelanda. La mascota de Jacinda Ardern, la Primera Ministra del país, falleció a causa de un atropello y es ahora cuando el autor del accidente ha roto su silencio.

Poco después de que Ardern tomara el poder, su gato ascendió a la fama, llegando incluso a tener una cuenta de Twitter propia. Pero en octubre de 2017 el animal murió arrolado por un coche. Chris, el vecino de Ardern, ha confesado a un medio local haber sido el responsable del atropello del gato.

El vecino ha relatado que, tras el accidente, no estaba seguro de si la mascota estaba viva o no, por lo que decidió llevarlo al veterinario, donde nada se pudo hacer por él. Chris le escribió una carta de condolencias la Primera Ministra, donde su hija le pedía a Ardern que no encarcelase a su padre por haber matado al «Primer Gato».

Tras este mensaje, Jacinda Ardern llamó por teléfono a Chris para agradecerle la carta y sentir la «dura experiencia» que había experimentado. El vecino dice que la Primera Ministra fue «extremadamente» amable al preocuparse por su estado después de que hubiese matado a su gato. Además, la pareja de Ardern, Clarke Gayford, fue a casa de Chris para tranquilizarlo: «Le pudo haber pasado a cualquiera».