Garrido pide a la UE que su política con Cuba vaya «más allá» de las denuncias

AGENCIAS | ESTRASBURGO
Actualizado:

El secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, ha insistido este miércoles ante el pleno del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo en la necesidad de que la Unión «alce la voz» ante cualquier violación de los derechos humanos como la ocurrida en Cuba.

Garrido, en calidad de representante de la Presidencia española de la UE, destacó la importancia del «diálogo político» con La Habana para tratar de mejorar la situación del pueblo cubano y de los opositores encarcelados.

El secretario de Estado asegura que la UE denuncia «en alta voz» las violaciones de los Derechos Humanos «allá donde se produzcan», «también» en Cuba, pero cree que la política europea con la isla debe ir «más allá» y articularse en torno al diálogo político y la cooperación al desarrollo para ayudar al pueblo cubano.

La muerte del disidente Orlando Zapata es un hecho «profundamente negativo» que «nunca debiera haberse producido y que no queremos que se produzca más en Cuba ni en ningún otro sitio», dijo Garrido.

Los Veintisiete han expresado su «pesimismo» por «la falta de avances» en Derechos Humanos en la isla, «exigido» la libertad de presos de conciencia y también apuntado que la muerte de Zapata «interpela a responsabilidad de un gobierno que tiene a unos presos bajo su jurisdicción».

«Espeso silencio de la comunidad internacional»

Todas las fuerzas políticas del Parlamento Europeo han condenado la muerte de Zapata y todos los grupos, a excepción de la Izquierda Unitaria Europea, han reclamado a La Habana la liberación inmediata de todos los presos políticos. En consonancia con la resolución pactada por una mayoría abrumadora de la Eurocámara y que este jueves será aprobada en Estrasburgo, la mayor parte de los eurodiputados se unieron para criticar con dureza la situación de los derechos humanos en Cuba.

«Nunca más permitamos que nuestro silencio se convierta en complicidad con los liberticidas, nunca más permitamos que una persona que luchaba por sus derechos y los de todos muera en la cárcel cubana o de cualquier otro lugar sin que se levante nuestra voz fuerte y firme exigiendo su salvación", dijo el español Luis Yáñez en nombre del grupo Socialista. Yañez recordó que Zapata «sólo pedía la mejora de las condiciones carcelarias» y criticó el «espeso silencio de la comunidad internacional» durante su huelga de hambre.