Dos futbolistas cubanos desertan en EE.UU. mientras jugaban la Copa de Oro

MANUEL M. CASCANTECORRESPONSALCIUDAD DE MÉXICO. Ya ocurrió en 2005 y ha vuelto a pasar ahora. Los futbolistas cubanos Léster Moré y Osvaldo Alonso desaparecieron de la concentración de su equipo en

Actualizado:

MANUEL M. CASCANTE

CORRESPONSAL

CIUDAD DE MÉXICO. Ya ocurrió en 2005 y ha vuelto a pasar ahora. Los futbolistas cubanos Léster Moré y Osvaldo Alonso desaparecieron de la concentración de su equipo en Estados Unidos -donde la selección cubana disputaba hasta ayer la Copa Oro de la Concacaf (Confederación de Fútbol Asociación de Norte, Centro América y el Caribe)-, con toda seguridad para no regresar su país.

A Moré, delantero del Ciego de Ávila, no se le ha visto desde el domingo en el hotel del conjunto caribeño en Nueva Jersey y se supone que se encuentra en Miami con algún familiar. Alonso, centrocampista del Pinar del Río, se fugó horas antes del partido que debía disputar su combinado frente a la selección de Honduras.

Los jugadores fueron buscados por el equipo técnico y directivo en las habitaciones y en las distintas áreas del hotel, sin resultado. Su desaparición fue notificada a sus compañeros en la mañana del miércoles, y sus nombres no aparecieron en la lista donde figuran los titulares, suplentes, lesionados, suspendidos y no convocados que se hace pública antes de cada partido.

Derrotada por 5-0

Cuba, que había sido una de las revelaciones del torneo, cayó derrotada por 5-0 ante el conjunto centroamericano. La delegación cubana no quiso hacer comentarios al respecto de manera oficial, ya que de acuerdo a su línea política no existe la palabra deserción. La Concacaf tampoco se pronunció al respecto y, a través de un comunicado, señaló que «éste no es un asunto que involucra a la Concacaf y no tenemos comentario al respecto de los rumores de deserción durante la Copa Oro».

En 2005, también durante la disputa de este torneo en Estados Unidos, otros dos futbolistas cubanos abandonaron la concentración para residir, desde entonces, en el país norteamericano.

Uno de ellos, Maikel Galindo, que hoy milita en el Chivas USA, declaraba poco después de su fuga: «Lo tenía muy bien pensado... Quería algo más en mi carrera y, después de finalizado el partido ante Costa Rica, esperé las sombras de la noche y entonces escapé del hotel bajo un terrible frío..., y mucho miedo».