REUTERS | Vídeo ATLAS

El funeral del concejal detenido logra unir a la oposición venezolana en la denuncia del asesinato

El cortejo fúnebre ha consistido en una caminata y caravana con un recorrido de más de doce kilómetros de la ciudad de Caracas

Corresponsal en CaracasActualizado:

El emotivo funeral del concejal Fernando Albán, muerto en extrañas circunstancias en la prisión política bolivariana del Sebin el pasado lunes, logró unir a gran parte de la oposición junto amigos y familiares que no creen la versión del suicidio del régimen de Nicolás Maduro.

Entre las voces de la comunidad internacional reclamando una investigación independiente, el Gobierno de EE.UU. fue más allá ayer al condenar la implicación del régimen de Maduro. «El régimen sigue matando a inocentes y a aquellos que defienden la democracia. Estamos del lado del pueblo venezolano y pedimos la liberación de los prisioneros políticos», tuiteó ayer el vicepresidente estadounidense, Mike Pence. Por su parte, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, alertó ayer de la situación «dramática» que se vive en Venezuela desde el punto de vista de los Derechos Humanos. Desde Argentina, el Gobierno de Macri expresó ayer su cuestionamiento sobre la versión ofrecida por Venezuela acerca de la muerte, bajo custodia de las autoridades, de Albán, y pidió un rápido esclarecimiento del suceso.

Acusado de estar involucrado en el «atentado» contra Maduro de agosto, las fuerzas chavistas detuvieron a Albán el pasado 5 de octubre tras asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York para denunciar la violación de derechos humanos en Venezuela. Tanto la Iglesia católica como la sociedad civil y los partidos políticos hicieron fila y marcharon ayer juntos, hombro a hombro, durante la larga marcha de casi 15 kilómetros que recorrió a pie desde la parroquia de la Universidad Central de Venezuela (UCV) hasta el Cementerio del Este, situado al sureste de la capital en la zona montañosa de la Guairita de Caracas.

El concejal Fernando Albán murió torturado y asfixiado a los 56 años de edad, según denuncia la oposición. Era militante del partido Primero Justicia y su representante en el municipio Libertador. Muy religioso y ferviente católico, pocos creen en Venezuela que se haya suicidado lanzándose al vacío desde un décimo piso antes de ir a los tribunales.

Torturas

Esa torre alta del Sebin, situada en la Plaza Venezuela, está forrada de cristales grises que permanecen herméticas todo el tiempo, razón por la que según la oposición resulta muy difícil que un detenido pueda abrir las ventanas desde dentro en la sala, especialmente desdeel baño.

El edificio, también conocido como «la tumba», donde torturan a los presos políticos, tiene cinco pisos por debajo en el subsuelo, donde probablemente tienen encerrado también al ex ministro de Defensa Raúl Isaías Baduel desde hace más de un año, denuncian sus familiares.

La Asamblea Nacional realizó el pasado martes una plenaria de homenaje en la memoria de Albán, condenando el asesinato del político y exigiendo una investigación para esclarecer la muerte del concejal.

El diputado Juan Miguel Matheus denunció que lo torturaron el pasado domingo por la noche. «Lo torturaron y lo torturaron de tres maneras: con asfixia mecánica con una bolsa en la cara, por inmersión en un barril con agua, pretendiendo ahogarlo y con electricidad. Y en eso perdió la vida, en eso murió».

Así y todo, la versión oficial insiste en la pista del suicidó. El fiscal general Tareck William Saab sostiene que se lanzó por la ventana de un baño de la torre de la policía política y el ministro del Interior Néstor Reverol afirma que se suicidó lanzándose al vacío mientras esperaba en la sala del Sebin a que lo trasladaran a los tribunales.

En la larga marcha fúnebre desde la parroquia universitaria hasta el Cementerio de la Guairita los dirigentes de la oposición acompañaron el féretro de Albán en su despedida por la ciudad que lo vio nacer.

Entre los primeros que encabezaron el féretro del concejal destacó el exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, aseguró que lo peor que le puede suceder a Venezuela es que el odio sea lo que reine en el país . «Lo que queremos es que se haga justicia y se pueda hacer una investigación transparente», afirmó. Capriles abogó por la unidad de la oposición en medio de la tragedia. «Necesitamos de la unión honestamente, creo que frente a la tragedia que vive nuestro país, las diferencias que pudieran haber a lo interno son subalterna», precisó.