Policías armados montan guardia a la entrada de la prisión en Kidapawn en el sur de Filipinas hoy, 4 de enero de 2017
Policías armados montan guardia a la entrada de la prisión en Kidapawn en el sur de Filipinas hoy, 4 de enero de 2017 - EFE

Una fuga de película en Filipinas: 100 yihadistas armados asaltan una prisión

El grupo separatista musulmán FMLI es el principal sospechoso de estar tras el ataque

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Filipinas tiene un grave problema con el yihadismo. Lo demuestra la fuga de película que se ha producido esta madrugada, con 158 reclusos fugados de la cárcel del Distrito Norte de Cotabato, en la ciudad de Kidapawan, en el sur de Filipinas.

Después de la fuga masiva provocada por un ataque armado de 100 yihadistas armados, un operativo de búsqueda se ha desplegado por Filipinas para abatir o capturar a los 158 reclusos huidos, Según Xavier Solda, portavoz de la Oficina de Administración Penitenciaria y Criminología de Filipinas (BJMP). Seis fugitivos han sido atrapados ya, mientras otros seis fueron abatidos a disparos y dos se entregaron.

Sobre las 1:15 a. m, hora local, más de 100 hombres armados atacaron la instalación durante dos horas. Un guardia de seguridad murió y otro resultó herido durante el enfrentamiento. 158 presos, de un total de 1.511 reclusos, escapó por la parte de atrás de la cárcel mientras duró el intercambio de balas.

El ataque, no en vano, era esperado desde hace días por las autoridades. El grupo separatista musulmán FMLI es el principal sospechoso de estar tras el ataque.

Entre los fugados se encuentran importantes miembros de los Luchadores por la Liberación Islámica del Bangsamoro (BIFF), uno de los grupos yihadistas que operan en el archipiélago de Mindanao, informaron las autoridades.

Algunos de ellos cumplían condena por su implicación directa en los atentados cometidos los pasados años por esta organización terrorista escindida hace más de ocho años de su hermano mayor, el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), que luchó por la independencia de Mindanao hasta que firmó la paz en 2014.