La fría confesión del asesino que mató a su víctima «porque se le veía muy feliz»

Stefano Leo, un joven de 33 años, caminaba hacia su puesto de trabajo cuando fue atacado por Said Mechaout, de origen marroquí y 27 años de edad

Actualizado:

«Elegí matarlo porque lo vi y él parecía muy feliz y no podía soportar su felicidad». Con estas palabras describió Said Mechaout a la policía italiana el asesinato que cometió el domingo 31 de marzo. El joven italiano Stefano Leo caminaba hacia su trabajo como solía hacer todos los días. Iba escuchando música con sus auriculares y no pudo intuir que Mechaout ya había hecho de él su objetivo. «Decidí que mataría a alguien. Fui a comprar un juego de cuchillos, los tiré todos menos el más afilado», confeso Said Mechaout, frío, «cuando vi a ese chico, decidí que no podía soportar su aire feliz».

Lea la historia completa aquí.