El canadiense se convierte en el hombre que ha alcanzado un objetivo a mayor distancia - AFP

Un francotirador canadiense abate en Irak a un yihadista desde 3.450 metros de distancia

Nunca antes un francotirador había alcanzado su objetivo desde tanta distancia

ABC
Actualizado:

Un soldado canadiense ha abatido este mes de junio a un militante de ISIS en Irak desde 3.450 metros de distancia. De acuerdo a lo publicado en el Toronto’s Globe, el francotirador, miembro de la unidad de élite Join Task Force 2 de las Fuerzas Armadas canadienses, habría logrado su hazaña durante una operación en algún momento de los últimos treinta días. Por razones de seguridad, el ejército no ha querido explicitar ni el lugar ni el momento exacto.

«El disparo en cuestión evitó un ataque de Daesh contra las fuerzas de seguridad iraquíes», asegura una fuente militar. «El francotirador abortó el lanzamiento de un bomba en una zona con presencia de civiles, y al disparar desde tan lejos los yihadistas no se enteraron de lo que estaba pasando».

El disparo, que tardó diez segundos en alcanzar su objetivo, fue verificado por una cámara independiente, siempre según la fuente militar citada por el diario canadiense. «No se trata de una aproximación, es algo probado. Se ha verificado la distancia exacta desde la que se produjo el disparo», puntualizó otra fuente del ejército.

Canadá lleva implicada en la guerra contra el Daesh desde el 2014, cuando el gobierno elevó de 69 a 207 el número de soldados implicados en labores de entrenamiento a los “peshmerga” kurdos. La fuente consultada por el diario canadiense declaró que la operación en la que se produjo el disparo contaba con el permiso del gobierno y se ajustaba a la misión que las tropas canadienses cumplen en Irak.

Otros heroícos francotiradores

No es el único caso de un francotirador que aniquila a un yihadista desde una distancia considerable. El pasado mes de mayo, el diario « Daily Star Sunday» informó de que un francotirador del SAS (las fuerzas especiales inglesas) acabó de un único disparo con un yihadista armado también con un fusil de precisión cerca de Mosul. El hombre (un sargento veterano de las guerras de Irak y Afganistán) mató a su homólogo yihadista con el CheyTac M200, uno de los fusiles más potentes y precisos del mundo. Al parecer, y siempre según la versión difundida,disparó un único cartucho a su enemigo desde una distancia de 2.500 metros. La bala habría impactado al yihadista en la garganta tras permanecer tres segundos en el aire, y acabó con él al instante.

El pasado septiembre, un francotirador británico acabó con la vida de cuatro miembros de Daesh de un solo disparo cuando éstos iban a asesinar a 12 rehenes. El militar, ahora elevado a la categoría de héroe por los medios británicos, disparó, a una distancia de 1.500 metros con una Barrett.50 calibre, contra el terrorista en el momento justo, cuando ya se disponía a cometer el crimen. La bala impactó en el lanzallamas. Entonces se formó una enorme bola de fuego que mató a otros tres miembros del grupo terrorista que estaban allí para grabar la ejecución.