La Fiscalía de Bonn archiva el «caso Kohl» tras dictar una multa

BERLÍN. E. J. Blasco
Actualizado:

La Fiscalía de Bonn ha decidido no procesar al ex canciller Helmut Kohl, según anunció ayer el Ministerio de Justicia del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia. Para que la Fiscalía archive el sumario por malversación abierto el 3 de enero de 2000, Kohl deberá pagar una multa de 300.000 marcos (25,5 millones de pesetas). Con ello resultará sin antecedentes penales, a pesar de que la investigación concluye que el ex presidente de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) recaudó de manera ilegal 2,1 millones de marcos (178,5 millones de pesetas) entre 1993 y 1998, como él mismo ha reconocido.

La decisión de la Fiscalía de Bonn ha sido avalada por el Ministerio de Justicia regional, dirigido por el Partido Socialdemócrata (SPD), y por el Fiscal General de Colonia. Ahora falta que la Audiencia de Bonn concluya el proceso, lo que se considera un mero trámite, Por eso el abogado de Kohl ya ha avanzado que el ex canciller acepta el trato.

Especial interés de Kohl ha sido que con el pago de la multa quedara sin antecedentes penales. Este extremo ha demorado las negociaciones con la Fiscalía que ya comenzaron hace seis meses. A pesar de que Kohl aún no ha querido hacer declaraciones públicas, la CDU ya se ha felicitado por el final de la investigación judicial contra el ex canciller.

EL PROCESO POLÍTICO

Con esta decisión se cierra el «caso Kohl» en el plano judicial. Otras fiscalías siguen ocupándose de posibles sobornos en algunos niveles de la Administración de la era Kohl y de otras irregularidades en las cuentas de la CDU, pero difícilmente esas investigaciones afectarán al canciller.

Únicamente se mantiene en pie la comisión de investigación del Parlamento. Su presidente, Volker Neumann (SPD), expresó su satisfacción por el archivo del sumario porque así Kohl no podrá seguir refugiándose en el silencio en sus comparecencias ante la comisión alegando que los asuntos sobre los que preguntan están bajo secreto judicial. Neumann advirtió que para que Kohl vea también cerrada la investigación parlamentaria debe decir los nombres de las personas que le hicieron los donativos y que él silencia por el compromiso que adquirió con ellos de mantener su anonimato.

Por otra parte, en Augsburgo concluyó el proceso judicial contra Walther Leisler Kiep, ex tesorero de la CDU, que fue el caso que destapó toda la polémica.