Fidel Castro dice ahora que sus vicepresidentes no han sido destituidos

Fidel Castro dice ahora que sus vicepresidentes no han sido destituidos

AGENCIAS
Actualizado:

El líder cubano Fidel Castro elogió hoy a los ex vicepresidentes del Consejo de Ministros Osmany Cienfuegos y Pedro Miret, que dejaron a principios de mes el Gobierno en la remodelación de gabinete del actual presidentre y hermano menor, Raúl Castro, y aclaró que no fueron "destituidos".

Castro señala en un nuevo artículo de su serie "Reflexiones", divulgado por medios oficiales, que ambos habían dejado sus funciones hace tiempo, Miret por enfermedad y Cienfuegos "muchos años antes" de que el mismo jefe de la revolución enfermera en julio de 2006. "El compañero Raúl Castro, presidente del Consejo de Estado, no tiene responsabilidad alguna en esto. Se trataba, en ambos casos, de trámites simplemente legales", dice el ex presidente, que acusa a agencias internacionales que dieron la noticia de ser "cercanas a la política imperialista de Estados Unidos".

El anuncio oficial de la salida de Miret y Cienfuegos del Gobierno apareció este martes en la Gaceta Oficial, con la publicación íntegra del decreto que contenía los cambios del Consejo de Ministros aprobados por Raúl Castro el pasado 2 de marzo. "Pedro Miret es un magnífico compañero, con grandes méritos históricos al que todos respetamos y por el que siento gran afecto. Hace varios años, por razones de salud, no puede ocupar cargo alguno", explica Fidel Castro.

"La lenta instalación de su enfermedad dio lugar al cese progresivo de su actividad política. No es justo presentarlo como un 'destituido', sin consideración alguna", agrega. Sobre Cienfuegos, el líder de la revolución dice que "realizó importantes tareas, no solo como vicepresidente del Consejo de Ministros, sino también como miembro del Partido o cumpliendo instrucciones mías cuando era Comandante en Jefe". "Fue siempre y es, revolucionario. Sus funciones fueron cesando progresivamente, desde mucho antes de que yo enfermara. Ya no ejercía como Vicepresidente del Consejo de Ministros", señala. Raúl Castro anunció el 2 de marzo la mayor reestructuración de Gobierno cubano de los últimos quince años, que supuso la salida de ocho ministros, cuatro vicepresidentes del Consejo de Ministros, y la fusión de cuatro carteras en dos.

El cambio de gobierno significó, además, la salida definitiva del Gobierno del ex canciller Felipe Pérez Roque y el ex vicepresidente del Consejo de Estado Carlos Lage. Fidel Castro afirmó después, sin citarlos, que "la miel del poder, por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno".

"La Reuters encabezó ayer la lista de las agencias internacionales de noticias que presentan a Pedro Miret y a Osmany Cienfuegos como figuras históricas destituidas por Raúl Castro", afirma el ex presidente. Agrega que "le sigue en orden la Efe, que textualmente afirma: 'fueron destituidos como Vicepresidentes del Consejo de Ministros el pasado 2 de marzo'". "El pretexto para esta intriga , ampliamente divulgada en el mundo -dice Fidel Castro-, fue la publicación en la Gaceta Oficial, el día 24 de marzo, del Decreto sobre la reestructuración del Consejo de

Ministros del Gobierno de Cuba, aprobado el día 2 de este mes." "Más claro ni el agua -concluye el artículo-: las ideas del viejo imperio español en muletas, tratando de ayudar al corrupto, tambaleante y genocida imperio yanqui. Nada han aprendido la superpotencia de Estados Unidos y la minipotencia española de la heroica resistencia de Cuba a lo largo de más de medio siglo". Destaca Castro declaraciones del analista Joaquín Roy, director del European Union Center de Miami, en las que dice que "se ha redescubierto a España como país clave en ciertas regiones del mundo de interés para Estados Unidos como América Latina y en particular, en dos países: Cuba y Venezuela".