Laura Sanz, la joven española fallecida en París, en una imagen en la capital francesa - ABC | Vídeo: ATLAS

La fatal escapada romántica de Laura, la española fallecida en la explosión de París

La mujer, de 38 años, se encontraba pasando el fin de semana en la capitán francesa en compañía de su marido

Actualizado:

Debía convertirse en un fin de semana de ensueño, pero todo ha terminado en tragedia. Laura Sanz, vecina del municipio toledano de Burguillos y de 38 años, acudía a París en compañía de su marido para pasar unos días de lo más especiales. Un regalo que el padre del novio había regalado a ambos por sorpresa, pero que ha acabado de la peor manera posible para Laura.

La joven española es una de las cuatro personas fallecidas por la explosión de una panadería en la capital francesa en la mañana del sábado. El azar quiso que el hostal en el que ambos se alojaban se encontrase en una zona muy cercana del lugar de la deflagración, circunstancia fatal que ha sido la que ha terminado con su vida. La mujer sobrevivió en un primer momento, pero falleció durante su traslado al hospital.

Madre de familia, Laura deja a su marido y a tres hijos, dos niños y una niña, de 10, 5 y 3 años. Burguillos ha decretado para este lunes día de luto oficial, en señal de «solidaridad y cariño» de la localidad hacia la familia. Así lo ha reconocido a Efe el alcalde del municipio, José Castro, quien ha dictaminado que las tres banderas del Ayuntamiento: la española, la de Castilla-La Mancha y la del pueblo de Burguillos, ondeen este domingo a media asta en consecuencia del fallecimiento de Laura, un «trágico suceso que tiene conmocionado a todo el pueblo».

A pesar de que residía en Burguillos, localidad situada a unos 12 kilómetros de la capital de Castilla La-Mancha, Laura trabajaba en Toledo como cajera de un supermercado de la franquicia La Despensa, ubicado en el conocido barrio de Santa Bárbara. Allí era muy querida por los clientes. «Era muy agradable y atenta. Se hacía querer por su carácter afable y siempre estaba dispuesta a atenderte», ha asegurado a Efe una vecina.

En el mismo distrito se encuentra el centro de educación infantil y primaria en el que estudian sus tres hijos: el Colegio Público Ciudad de Aquisgrán. Las condolencias hacia la joven, cuyo cuerpo no ha sido repatriado todavía, no han cesado desde este sábado. Emiliano García-Page, presidente de Castilla La-Mancha, ha expresado su apoyo a los «familiares, amigos y allegados» de Laura. Al igual que Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo y que ha asegurado estar «consternada» ante la «terrible noticia».

Laura también estaba estrechamente vinculada con el deporte toledano. El Club de Atletismo Toledo, decano del deporte en Castilla La-Mancha, ha publicado una foto de la joven ataviada en un chándal deportivo, asegurando que se trató de «una prometedora atleta del club» a principios de los noventa. También el CD Moprisala, club de fútbol sala del municipio, ha enviado su «fuerza» a la familia al ser Laura la tía de uno de sus jugadores en categorías inferiores. Dicho club, además, ha guardado en sus encuentros un conmemorativo minuto de silencio en recuerdo de la joven.