Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó
Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó - EFE

Fabiana Rosales, «primera dama» venezolana, visita a Sebastian Piñera en Chile antes de la cumbre de Prosur

En Chile viven casi 290.000 venezolanos, con lo que fue superada la migración peruana que llegó a casi 230.000 personas

Santiago de ChileActualizado:

Con el protocolo de «Primera dama» fue recibida este miércoles en Santiago de Chile la esposa del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Fabiana Rosales llegó hasta el palacio de La Moneda para reunirse con la esposa del presidente Sebastián Piñera, Cecilia Morel, en el marco de una visita de cuatro días al país sudamericano que incluye su eventual participación en la cita del Foro para el Progreso, Prosur, el nuevo mecanismo de integración regional integrado por países cuyos gobiernos, en su mayoría, se ubican en la centroderecha y que debuta este viernes en la capital chilena.

Fabiana Rosales recibió el respaldo de Morel, quien enfatizó que «no están los tiempos para ambigüedades, no podemos irnos con palabras y eufemismos. En Venezuela ya hay una dictadura, ya no sólo no se respetan los derechos civiles ni las libertades, sino que tampoco los derechos humanos». De su parte, Rosales agradeció al gobierno chileno por su activa participación en la condena al régimen de Nicolás Maduro, así como la acogida en Chile a un número creciente de migrantes venezolanos.

«Siento a Chile muy cercano. Tengo muchísimo que agradecerle a esta tierra que le ha dado tantas oportunidades a mis hermanos venezolanos, tantas oportunidades a aquellos que las perdieron en un país que les dio tanto y que ven Chile como su hogar», dijo la esposa de Guaidó, quien espera reunirse con el presidente Piñera este jueves.

La población venezolana residente en Chile creció explosivamente durante los últimos tres años. Según las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas difundidas por el Ministerio del Interior en febrero pasado, en Chile viven casi 290.000 venezolanos, con lo que fue superada la migración peruana que llegó a casi 230.000 personas.

La agenda de Rosales ha incluido reuniones con los partidos oficialistas chilenos, una apretada agenda con medios de prensa, la participación en un Foro por la Democracia, organizado por el Congreso, y al final del día -según informó la radio chilena Biobío- asistía al concierto que ofreció en Santiago el ex beatle, Paul McCartney, al que también llegaría el presidente Piñera y todo su gabinete ministerial.