Agentes franceses, frente a la sede del FMI en París tras la explosión
Agentes franceses, frente a la sede del FMI en París tras la explosión - AFP

El Gobierno griego dice que la carta bomba contra el FMI fue enviada desde Grecia

El incidente ha dejado una herida grave que se encuentra «entre la vida y la muerte», según el presidente de la República

Actualizado:

Una persona ha resultado herida de gravedad en el rostro y las manos después de la explosión de un sobre en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) de París este jueves por la mañana. Según el presidente de la República, François Hollande, el acto se trata de un «atentado» y la víctima se encuentra «entre la vida y la muerte».

El sobre tenía como destino el número 66 de la avenida de Iéna, en el edificio que el FMI comparte con el Banco Mundial en el distrito XVI de la capital Francesa. Varias personas han sido evacuadas «por precaución».

La deflagración de este sobre llega un día después de que el Ministerio de Finanzas alemán recibiera el miércoles un sobre con material explosivo, sin que llegara a estallar.

El correo iba destinado al jefe de la oficina europeadel FMI, ha explicado el prefecto de policía de París, Michel Cadot, que se ha desplazado al lugar de los hechos. En cuanto al paquete, que había llegado por correo, ha indicado que «parece un artefacto pirotécnico o un petardo».

En el momento de la explosión había tres personas en la oficina. La investigación se ha encargado a los servicios secretos y a la Policía Judicial.

En una primera reacción antes de que se conocieran los detalles del suceso, el presidente francés, François Hollande, dijo que había que hablar de «atentado, no hay otras palabras», y que, «más allá de la solidaridad» con la persona herida, «tenemos que encontrar a los culpables y lo haremos con obstinación y hasta el final».

El ministro de Protección Ciudadana griego, Nikos Toskas, ha asegurado hoy que el sobre con explosivos fue enviado desde Grecia.

En una entrevista en la cadena de televisión ANT1, Toskas reveló además que el remite escrito en el sobre venía a nombre de Vasilis Kikilias, portavoz del partido opositor griego Nueva Democracia (ND), desde una dirección en la que estuvo domiciliado.

Toskas afirmó que el uso de nombres de políticos griegos es «un ataque al sistema político griego», destacó que el Gobierno «hará frente a la situación» e insistió en que «es pronto para sacar conclusiones».