Un expiloto denunció a Global Air, dueña del avión siniestrado en La Habana, por irregularidades

Marco Aurelio Hernández acusó, en 2013, a la compañía «por falta de mantenimiento en los aviones»

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los hombres más buscados ayer era el español Manuel Rodríguez Campos, propietario de la empresa Aerolíneas Damojh, que opera Global Air. A ella pertenece el Boeing 737-200 alquilado por Cubana de Aviación y que se estrelló en La Habana este viernes.

Según informa Adrián Espallargas, en su oficina indicaban ayer que Rodríguez Campos no se encontraba allí, sino de viaje. Por otra parte, el diario Reforma, a través de un informe al que ha tenido acceso, situaría al empresario español en Cuba, tal vez en La Habana, a donde habría volado en el aparato siniestrado el 14 de mayo desde la ciudad mexicana de Toluca. En el viajaba también la misma tripulación que habría fallecido en el accidente.

No es la primera vez que Global Air está en el punto de mira, pero nunca por motivos tan trágicos, aunque la tragedia parecía cernirse sobre una compañía que ya habia sido denunciada por irregularidades, según publicaba ayer «Milenio», que entrevistó a uno de los expilotos de la compañía.

Marco Aurelio Hernández, que trabajó en Global Air entre 2005 y 2013, señaló que ese último año presentó una denuncia contra la compañía. «La demandé por falta de mantenimiento en los aviones. Hay personas muy capacitadas como mecánicos, pero les faltan refacciones, les faltan cuidados que el señor les consiga las partes que son necesarias para que los aviones estén, si no al 100, si al 80 o al 90%».

El expiloto asegura que en todo momento informó al propietario de las irregularidades, sin obtener respuesta. Entre los incidentes que sufrió con los aviones que pilotó, entre ellos el siniestrado, se refiere «al fallo del motor», un problema con «el sistema eléctrico despegando de México. El jefe de mantenimiento iba a bordo y tuvimos que regresar y reparar las líneas de electricidad». También tuvo que volar en aparatos con las ruedas «pochadas», viajar a Suramérica «sin radar».

Aerolíneas Damojh fue creada en 1990, constituyéndose en la ciudad de Guadalajara, de la que se trasladó hace cuatro años al aeropuerto de la ciudad de Celaya, en Guanajuato. Cuenta con tres aviones en su flota. Según informa la web argentina Infobae, a Global Air ya le habían cancelado un contrato para realizar vuelos internos en Cuba por incumplir sus obligaciones.

El avión siniestrado, del se que asegura pasó las pruebas de mantenimiento, tenía 39 años y había operado para más de diez compañías, en siete países diferentes. La compañía mexicana lo adquirió en 2010, cuanto ya pasaba de las tres décadas.

Su propietario, Manuel Rodríguez Campos, figura también como socio mayoritario de otras compañías de transporte aéreo, como Sudamericana de Avión Sudaeroecuador, S.A.. Empresa a la que le fue embargado un Boeing 737-500 en Ecuador por el impago de 90.000 dólares a sus empleados.