El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, durante una rueda de prensa tras la reunión con su partido, el CSU
El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, durante una rueda de prensa tras la reunión con su partido, el CSU - REUTERS

Las exigencias de los socios bávaros a Merkel

El ministro del Interior, Horst Seehofer, ha planteado seis medidas ineludibles para no romper la coalición de gobierno

CORRESPONSAL EN BERLÍNActualizado:

Control en la frontera

Antes del fin de mes se establecerán controles en las fronteras alemanas de forma permanente, con o sin acuerdo europeo de por medio, una medida que termina de forma unilateral con el espacio Schengen.

Refugiados

Los refugiados que hayan sido registrados previamente en otro país europeo serán rechazados en la frontera y no se les permitirá entrar al país. Dado que Alemania no tiene frontera exterior, casi todos estarán en este caso.

Centros de internamiento

Se establecerán centros de internamiento en los que los refugiados serán confinados a la espera de que se tramiten sus solicitudes de asilo. Sin embargo, también propuso bloquear a aquellos inmigrantes cuyas solicitudes de asilo en Alemania hayan sido rechazadas anteriormente.

Documentación

Los refugiados sin documentación comprobable no serán admitidos en territorio alemán. Deben tener en vigencia sus papeles para poder cruzar la frontera.

Deportaciones

El ejército participará en las deportaciones forzadas, para evitar cláusulas de conciencia, como las que esgrimen los pilotos de Lufthansa para no pilotar esos vuelos que regresan a los inmigrantes a sus países de orígen.

Reformar la ley

La ley debe ser cambiada para deportar automáticamente a refugiados delincuentes, a pesar de los recursos que retrasan los procesos y a pesar de que en los países de origen no estén garantizados todos sus derechos.