Nicole Fontaine, presidenta del Parlamento Europeo, con José María Aznar en un acto celebrado en el Congreso de los diputados el año pasado. ABC

La Eurocámara pide a España que impulse los lazos con Iberoamérica

El Parlamento Europeo reclamará hoy a la próxima Presidencia española de la Unión Europea (UE), durante el primer semestre de 2002, que impulse la aletargada cooperación con Iberoamérica y el Caribe con la definición de una estrategia común que cubriría aspectos como la seguridad, la lucha contra el terrorismo o la creación de un Fondo de Solidaridad eficaz.

ESTRASBURGO. Amadeu Altafaj, corresponsal
Actualizado:

Bajo Presidencia española, se celebrará el próximo mes de mayo en Madrid la segunda cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, América Latina y el Caribe, una cita que el Parlamento Europeo quiere llenar de contenido con una batería de propuestas, detalladas en el informe que aprobará hoy por una amplia mayoría. Según el ponente de este informe, el eurodiputado del Partido Popular Ignacio Salafranca, resulta imperativo que la UE dé «un salto cualitativo» en sus relaciones con esta región del planeta y las sitúe al mismo nivel que las que mantiene con zonas como los Balcanes, la cuenca mediterránea o Rusia.

COMPETENCIA UE-EE.UU.

En el fondo de la iniciativa subyace la competencia entre la UE y Estados Unidos por estrechar los vínculos económicos con una región que, pese a los graves problemas de estabilidad política y seguridad que arrastra, presenta unos niveles de crecimiento altos y sostenidos. Washington se ha propuesto crear una zona de libre comercio en el continente americano en 2005, el denominado Acuerdo de Libre Comercio de América (ALCA).

La Eurocámara cree que la Unión debería responder a esta iniciativa con un Acuerdo de Asociación global interregional, que en la práctica debería aportar estabilidad política, en particular en Centroamérica, aumentar la colaboración en cuestiones tales como seguridad, defensa, terrorismo, lucha contra la corrupción, derechos humanos, ayuda al desarrollo, reforma de la ONU.

Salafranca, que fue elegido ayer vicepresidente del Grupo Popular Europeo, abogó por acelerar la creación de una zona de libre cambio entre la UE e Iberoamérica, prevista para 2010. «América Latina necesita oportunidades, no dádivas», enfatizó. La relación más estrecha entre las dos regiones es, a día de hoy, el acuerdo con México, mientras no finalicen las negociaciones de los acuerdos de asociación con Chile y el Mercosur (Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay). La Eurocámara deseó que la cumbre de Madrid presente propuestas para establecer lazos similares con América Central y la Comunidad Andina, para «evitar que la UE divida sus relaciones con Iberoamérica en países de primera y de segunda categoría».

CUBA

Este acercamiento, según la Eurocámara, no debería marginar a Cuba, el único país de la región que no mantiene ningún tipo de acuerdo con la UE. En este sentido, el régimen de Fidel Castro y la Presidencia belga de la Unión acaban de decidir reanudar el diálogo político, lo que quedará plasmado en una reunión el próximo día 30 en Bruselas. Ello no comportará modificar una coma en la opinión crítica europea sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, indicó la Presidencia belga.