Markus Noren

Un estudiante sueco muere decapitado y descuartizado por un juego de rol

Marcus Noren, aficionado a los juegos de rol a través de Internet, se había relacionado recientemente con la secta satánica de Goth para conocer sus ritos

CARMEN VILLAR MIR. CORRESPONSAL
Actualizado:

ESTOCOLMO. Un sangriento y extraño crimen conmueve a toda Suecia. Los supuestos asesinos son estudiantes adictos a un peligroso juego de vampiros que tomaron tan en serio su participación que mataron y descuartizaron a un joven cumpliendo órdenes de su «dueño y señor».

Marcus Noren, universitario de 22 años, chico amable y educado fue decapitado y descuartizado brutalmente entre crueles ritos de sangre y sexo. Algunas partes de su cuerpo fueron arrojadas a las frías aguas del Nissan, el lago que cruza el centro de la simpática ciudad de Halmstad. Ese horrible crimen, que en un principio fue considerado como uno de los más misteriosos de la historia sueca, parece ser el resultado de un juego de vampiros, una aventura salvaje, en la que han participado un grupo de estudiantes. La Policía teme que, dado que aún no se ha confirmado que los despojos humanos que se siguen encontrando en las heladas aguas pertenecen a la misma persona, esa fanática diversión en la que los interesados se adjudicaban diferentes roles, se haya cobrado más víctimas

El 31 de diciembre unos niños de 10 y 13 años que pasaban las fiestas en casa de su abuela, bajaron al lago a comprobar si la densidad del hielo les permitiría patinar cuando hicieron el macabro descubrimiento. Relativamente cerca de la orilla, bajo un capa fina de agua helada vieron una cabeza «con los ojos abiertos y la cara muy blanca». Los agentes del orden rescataron la cabeza de las aguas y el día siguiente pudieron comprobar que pertenecía a Marcus Noren.

Al principio nadie se explicaba el crimen, pero a medida que la Policía encontraba en lugares distintos los restos de Marcus, sus amigos contaron que participaba habitual, intensa y continuamente a través de Internet en pasatiempos luctuosos. En uno de ellos, basado en la película «The prophet´s game» un asesino de masas se sirve de los participantes para cumplir sus horribles planes. Dentro de este juego al parecer existe una «Secta del Vampiro», en la que sus miembros se disputan el Poder y la cualidad de seducir. Parece ser que Marcus tomó tan en serio su papel de vampiro, que empezó a vestirse de negro y a frecuentar «grupos satánicos, pertenecientes a la cultura de Goth» para practicar los ritos indicados en el juego.

Los denominados seguidores de Goth adoran a Satán, sienten atracción por la muerte y el sexo y se creen invencibles y privilegiados mientras se alimenten de sangre humana. Sin embargo subsiste el misterio de la desmembración ya que ni el juego ni la doctrina de Goth, implican la mutilación de los cuerpos de las víctimas.

Lars Hamren, jefe del grupo de Policía encargado del crimen, tras haber interrogado a un gran número de amigos del joven asesinado, ha comentado que, de momento, contempla dos teorías: El asesino es un psicópata que se ha aprovechado del juego para escoger una víctima (o víctimas) y poner en práctica una táctica criminal preconcebida y un plan cuidadosamente preparado o alguno de los estudiantes, amigos de Marcus, se identificaron tanto con su personaje, que terminaron cumpliendo las órdenes de matar a «su jefe y señor».

Y mientras la policía realiza un rastreo minucioso por la ciudad e intenta descubrir a los autores del crimen, las autoridades tratan de retirar el juego de la red, algo que parece casi imposible, y avisan al mismo tiempo por televisión y radio a los chicos y padres de familia para que tengan «mucho cuidado». El entretenimiento tan sangriento y letal, que en un principio parece inofensivo, se llama «Washington DC by nigth».