El avión quedó partido - aFp

Al menos 70 muertos al estrellarse un avión en Irán

Más de un centenar de personas viajaban a bordo del aparato

TEHERÁN Actualizado:

Al menos 70 personas han muerto y otras 35 han resultado heridas al estrellarse un avión civil de la compañía nacional iraní "IranAir" cuando aterrizaba en el aeropuerto de Urumiyeh, en el noroeste de Irán, según ha informado la Media Luna Roja y recoge la agencia de noticias oficial IRNA. En el aparato viajaban un total de 105 personas, según informaciones previas. Los heridos han sido trasladados a diferentes hospitales de la zona, mientras que los servicios de rescate y socorro siguen trabajando en el lugar del siniestro pese a que ha caído la noche, explicó la prensa oficial. "Hasta el momento no se ha podido constatar la cifra de víctimas mortales", señalo por su parte una fuente citada por la agencia de noticias estatal Irna. El accidente ocurrió sobre las 19.45 locales (16.15 GMT) cerca del lago Urumiyeh próximo a la frontera con Turquía, cuando el aparato se disponía a aterrizar entre la niebla, informó el presidente del Centro Estatal de Emergencias de Irán, Gholam Reza Masumi. El responsable corrigió la cifra de 156 pasajeros anunciada primero por la televisión estatal, y aseguró que a bordo del aparato viajaban 105 personas aparte del personal de vuelo. Sin embargo, la agencia sindical de noticias local subrayó que en el avión, un Boeing 727, viajaban 94 pasajeros y diez tripulantes. "Los detalles de la tragedia serán comunicados en breve", agregó Masumi, citado por la televisión estatal IRIB. El avión había partido esta tarde del aeropuerto nacional de Mehrabad, en el sur de Teherán, con más de una hora de retraso debido a los problemas de visibilidad y frío en la ruta, de los que había informado la torre de control de Urumiyeh.

Casi acostumbrados a estas tragedias

Los accidentes aéreos son relativamente frecuentes en Irán, debido sobre todo a la precariedad de su flota aérea, anticuada y sometida, como el resto del país, a un embargo internacional que le impide comprar piezas de repuesto originales. Según cifras oficiales, cerca de un millar de personas han perdido la vida en distintos accidentes aéreos, civiles y militares, en Irán durante la última década.

El último de gran envergadura ocurrió en julio de 2009 cuando un Tupolev de la compañía Caspian Airlines en ruta entre Teherán y Yereván, capital de Armenia, y con 156 personas a bordo se estrelló cerca de la ciudad septentrional iraní de Qazvin. En el accidente, causado por el incendio de uno de los motores en vuelo, perdieron la vida todos los ocupantes del aparato de fabricación rusa. En febrero de 2003 un total de 276 personas, la mayoría efectivos de la Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite de las Fuerzas de Seguridad iraníes, perdieron la vida al estrellarse el avión Ilyushin-76 que les trasladaba desde la capital a una zona montañosa del noreste del país.