Imagen de los «chalecos amarillos», en los Campos Elíseos - J.P. QUIÑONERO

Estallidos de violencia amarilla en París

La décimo octava jornada de manifestaciones de la franquicia de los chalecos amarillos comenzó poco antes de las 11 de esta mañana de sábado, con estallidos de violencia en las inmediaciones del Arco del Triunfo y los Campos Elíseos

Corresponsal en ParísActualizado:

La décimo octava jornada de manifestaciones de la franquicia de los chalecos amarillos comenzó poco antes de las 11 de esta mañana de sábado, con estallidos de violencia en las inmediaciones del Arco del Triunfo y los Campos Elíseos.

El sábado día 9, la décimo sexta jornada amarilla fue un fracaso relativo para las «familias» de extrema izquierda y extrema derecha, que no llegaron a movilizar a 30.000 personas, en toda Francia (67 millones de habitantes).

Ante esa evidencia, las reacciones y respuesta de una nube de grupúsculos y presuntos portavoces auto proclamados de las distintas «familias» de la franquicia fue la «escalada»: lanzar una «prueba de fuerza», este sábado, día 16.

La plaza de la Estrella, donde se encuentra el Arco del Triunfo, símbolo supremo del patriotismo nacional, comenzó a llenarse de centenares de chalecos amarillos poco después de las diez de la mañana.

Apenas media hora más tarde estallaron los primeros enfrentamientos esporádicos, en un perímetro de varios kilómetros. Los Campos Elíseos, la gran avenida nacional, quedó cortada poco más tarde, tomada por bandas vociferantes de chalecos amarillos y encapuchados visiblemente dispuestos a lanzar «desafíos» violentos.

Aquí y allá, las bandas de chalecos amarillos que se dirigían hacia los Campos Elíseos han quedado coches y motocicletas, sin presentar un frente único y unido a las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS, antidisturbios), desplegadas masivamente: más de 5.000 gendarmes, policías y antidisturbios han sido desplegados intentando evitar que los primeros estallidos de violencia degeneren en un sábado negro.