George W. Bush y Tony Blair en la Casa Blanca, en mayo de 2006
George W. Bush y Tony Blair en la Casa Blanca, en mayo de 2006 - REUTERS

El esperado «informe Chilcot» sobre la intervención británica en Irak verá la luz en julio

El alto funcionario lo había terminado en 2011, pero llevaba cuatro años durmiendo en los cajones

CORRESPONSAL EN LONDRESActualizado:

El próximo 6 de julio se publicará por fin el esperadísimo informe de sir John Chilcot, un diplomático y alto funcionario jubilado, sobre la intervención británica en Irak que le encargó en 2009 Gordon Brown. En realidad Chilcot acabó su trabajo en 2011,un enorme informe de un millón de palabras, pero dormía en los cajones desde hace cuatro años, porque sus revelaciones sobre las conversaciones privadas de Bush y Blair podrían dañar las relaciones de Estados Unidos y el Reino Unido.

Jeremy Corbyn, líder de «Stop the War» en 2003, había exigido a Cameron su inmediata publicación y cree que puede comprometer a Blair en «crímenes de guerra». Cameron, presionado por los familiares de los 179 soldados británicos caídos en Irak, también había presionado a Chilcot para que le diese salida por fin. La publicación verá la luz por fin tras un acuerdo entre el primer ministro y el autor del trabajo.

La comisión Chilcot había convertido en el cuento de nunca acabar la investigación sobre la controvertida decisión de Tony Blair de apoyar a Bush en la guerra de 2003. La entrada del Reino Unido en la contienda tuvo en contra el voto del Partido Conservador y de 139 diputados laboristas, entre ellos, por supuesto, Corbyn, que por entonces era el presidente de la plataforma «Stop the War.