España comprará de emergencia un vehículo blindado para su embajada en Caracas

El trámite realizado por Exteriores responde a la grave crisis política que vive en Venezuela y al auge de la delincuencia violenta

MadridActualizado:

El Gobierno español ha aprobado de «emergencia» la compra de un vehículo blindado para su Embajada en Caracas por un importe de 150.380,65 euros. El trámite realizado por Exteriores responde a la grave crisis política que vive en Venezuela y al auge de la delincuencia violenta en la capital por la que debe desplazarse los funcionarios de la Embajada.

La referencia donde se da cuenta de la noticia explica que es de gran necesidad para el traslado de personalidades que visitan el país y que por motivos de seguridad no pueden realizar sus trayectos terrestres en otro tipo de vehículos.

Caracas es la ciudad más violenta del mundo. Sus números rojos la ubican con el mayor índice de homicidios por cada 100.000 habitantes. Por eso, una opción más eficaz para evitar asaltos es la movilización en vehículos con alto nivel de blindaje.

La embajada está ubicada en la avenida Mohedano, en el municipio Chacao, al este de la Capital, donde Leopoldo López fue alcalde durante ocho años y, la cual hasta hoy se mantiene bajo el gobierno opositor. En la zona también están ubicados el Consulado Italiano, la Embajada de Alemania y la legación de Reino Unido.

Ubicación de la Embajada y el Consulado de España
Ubicación de la Embajada y el Consulado de España - ABC

Sabotea la llegada de GEOs

Desde hace meses la Embajada española en Caracas ha tratado de reforzar su seguridad después del ascenso de Juan Guaidó a la presidencia interina que abrió otra crisis en el país sudamericano. Pero el régimen de Nicolás Maduro comenzó a poner trabas para retrasar los trámites se presume que por haber acogidos como huéspedes en la Embajada al líder opositor y expreso político Leopoldo López y su familia.

En un primer momento, Venezuela negó inicialmente el relevo del equipo policial que custodia la sede diplomática al rechazarle la entrada en el aeropuerto internacional Simón Boívar por la falta de información de la legación española. Tras algunos retrasos, finalmente, se realizó el relevo rutinario al Grupo Especial de Operaciones (GEO) que reforzaba desde el pasado mes de enero la seguridad de la Embajada.