El Ejército turco prohíbe el uso de eslóganes machistas en sus marchas
Erdogán, primer ministro turco - reuters

El Ejército turco prohíbe el uso de eslóganes machistas en sus marchas

A petición del Ministerio de Familia, lemas como «¡Rubia, morena o castaña, la infantería se la calza!» serán sustituidos

corresponsal en Estambul Actualizado:

Desde ahora, el Ejército turco se verá obligado a ser «políticamente correcto» en sus expresiones. Cánticos como «¡Rubia, morena o castaña, la infantería se la calza!», o «¡Vete por donde has venido y tráete de paso a tu hermana!», hasta ahora frecuentes en las marchas militares, deberán ser erradicados de los entrenamientos.

Así lo ha determinado el Jefe del Estado Mayor, Necdet Özel, a petición de la ministra de Familia y Políticas Sociales, Fatma Sahin. Ambos tuvieron una reunión el pasado noviembre, a raíz de la cual el general Özel aceptó iniciar una investigación para identificar los eslóganes machistas utilizados por los reclutas durante los ejercicios militares. Ahora, la cúpula militar ha determinado que sean sustituidas por otros «meramente patrióticos» como «Un Ejército fuerte, una Turquía fuerte» o «Todo turco nace soldado».

El Ejército turco es el segundo más potente de la OTAN, tras el de EE.UU., con más de medio millón de soldados en activo y casi 400.000 en la reserva. Muchos de ellos, no obstante, son reclutas que se encuentran realizando el servicio militar. Según el Libro de Datos de la CIA, setecientos mil hombres alcanzan la edad militar cada año y el país tiene la capacidad de movilizar entre 17 y 20 millones de personas en caso de necesidad.

En Turquía, la «mili» es obligatoria para todos los varones (las mujeres solo prestan servicio de forma profesional, y siempre como oficiales), que deben permanecer movilizados entre 9 y 18 meses. En algunos casos, puede implicar participar en verdaderos conflictos armados, como el de Afganistán, o la lucha contra la guerrilla kurda en el sureste del país. A los sociólogos turcos no se les ha escapado la importante función que cumple, contribuyendo a fomentar la adhesión a la patria

Además, para muchos reclutas con escaso o nulo nivel de estudios, se trata de la única formación que reciben en su vida. Por ello, la institución castrense adoptará otra de las medidas propuestas por Sahin: la impartición de cursos de planificación familiar, salud, igualdad de género, y asuntos como asesinatos de honor o matrimonios juveniles.