El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan
El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan - EFE

Erdogan, sobre el cierre de mezquitas en Austria: «Provoca una guerra entre la cruz y la media luna»

El presidente turco pidió a Europa que «controle» a estos líderes que están llevando al mundo hacia lo que calificó como una «catástrofe»

ANKARAActualizado:

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, acusó ayer domingo a Austria de desencadenar una nueva cruzada contra el islam y amenazó con responder, tras el anuncio del Gobierno austriaco de cerrar siete mezquitas y expulsar a decenas de imanes turcos del país alpino. «Estas medidas tomadas por el primer ministro austríaco (canciller federal, Sebastian Kurz), me temo están llevando al mundo hacia una guerra entre la cruz y la media luna», afirmó, citado este lunes por la emisora «NTV».

Al mismo tiempo, el presidente turco pidió a Europa que «controle» a estos líderes que están llevando al mundo hacia lo que calificó como una «catástrofe». Según «NTV», Erdogan hizo estas declaraciones durante un mitin electoral anoche en Estambul, tras el final del ayuno diario de Ramadán.

El presidente turco, que está inmerso en la campaña electoral de los comicios presidenciales y legislativas del próximo día 24, calificó las decisiones austriacas como «un acto anti-islámico» que van a causar una respuesta turca. «Dicen que van a expulsar a nuestros hombres religiosos de Austria. ¿Ustedes creen que no vamos a reaccionar? ¿Eso significa que vamos a tener que hace algo?», dijo Erdogan, sin precisar.

El Gobierno austriaco, formado por conservadores y ultranacionalistas, anunció el pasado viernes acciones contra el «islam político», con la expulsión de unos 40 imanes turcos por ser financiados desde el extranjero (Turquía), lo que viola la ley vigente. Además, ordenó el cierre de siete mezquitas, entre ellas, una acusada de ser cercana al extremismo nacionalismo turco.