El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan - Reuters

Erdogan exige a Riad que extradite a los 18 detenidos por el asesinato de Khashoggi

El presidente turco también reclama al Reino que diga dónde está el cuerpo y quién dio la orden de asesinarle

EstambulActualizado:

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha exigido este viernes a Arabia Saudí que extradite a los 18 detenidos por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi para que sean juzgados por tribunales turcos.

«Si Arabia Saudí quiere lavar esta mancha, que entregue a estas 18 personas a Turquía y las juzgaremos», dijo Erdogan, quien agregó que el domingo vendrá a Turquía el fiscal jefe saudí que dirige la investigación del asesinato de Khashoggi el pasado día 2 en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

El mandatario recordó que aquel día, un equipo de 15 ciudadanos saudíes llegó a Estambul, aparte de otros 3 llegados antes, y aseguró que «se sabe que ellos mataron a Khashoggi, el asesino está entre ellos».

«No es que no tengamos más pruebas. Las tenemos. Llegará el momento. No hay que precipitarse. Las autoridades saudíes anunciarán quién mató a Khashoggi», dijo Erdogan durante un discurso en un acto de su partido, el islamista AKP, en Ankara.

El cuerpo de Khashoggi

Erdogan ha reclamado a Arabia Saudí que aclare dónde está el cuerpo del periodista Jamal Khashoggi y quién dio la orden de asesinarle en el consulado saudí. También ha insistido en que Riad debe desvelar la identidad del colaborador local al que presuntamente se entregaron los restos del periodista y se debe conocer quién dio la orden.

«¿Quién dio esta orden?», ha preguntado. «¿Quién dio la orden para que las 15 personas vinieran a Turquía?», ha añadido, asegurando que Turquía tiene más información sobre el caso que todavía no ha compartido.

En un breve comunicado del fiscal general, Saud al Moyeb, aseguró que 2l asesinato del periodista saudí fue «premeditado». El príncipe Mohamed bin Salman afirmó ayer jueves que la muerte de Khashoggi es un «incidente odioso» y prometió que los autores rendirán cuentas a la justicia.