Encuentran el cuerpo de un segundo policía español fallecido en Kabul.

Soldados británicos han retirado este sábado por la mañana el cuerpo del segundo español fallecido en...

Actualizado:

Soldados británicos han retirado este sábado por la mañana el cuerpo del segundo español fallecido en el ataque en Kabul. Se trata del subinspector de la Policía Nacional, Jorge García Tudela, de 45 años de edad y residente en Granada. Lo han encontrado entre los escombros del bloque de viviendas contiguo a la embajada española reservado a su personal. Según el gobierno de la Moncloa, murió en el momento de la explosión del vehículo cargado de explosivos, y dirigido por un talibán suicida, con el que arrancaba la emboscada en la capital de Afganistán. A partir de ahí se iniciaba el asalto de los otros tres integrantes del comando armado, abatidos por las fuerzas de seguridad afganas y soldados de Estados Unidos tras horas de tiroteo. Según la policía de Kabul el ataque acabó atrapando a los extranjeros y afganos que estaban en los edificios colindantes, de los que se ha conseguido rescatar con vida a más de medio centenar, nueve de ellos heridos por las balas y la detonación. Entre las víctimas mortales de estos talibanes hay al menos diez personas, entre ellas, Jorge García Tudela, y el otro agente español, cuya muerte por disparos se confirmaba en la tarde de ayer: Isidro Gabino Sanmartín, de 48 años, casado, padre de tres hijos y miembro de la unidad de antidisturbios en Oviedo, aunque natural de La Bañeza, en León. Al igual que Rajoy, este sábado el ministro de Exteriores, José García Margallo, ha insistido en que el ataque, a pesar de la versión contraria que apuntan algunos testigos, no se dirigía contra la embajada española. Desde Cartagena de Indias, en Colombia, donde asiste a la Cumbre Iberoamericana de cancilleres, ha negado también que la sede diplomática tuviera problemas de seguridad. Margallo asegura que ya se han iniciado los trámites de repatriación de los fallecidos y que todo el personal de la delegación ha sido trasladado a la base militar española en Afganistán.