La periodista mexicana Anabel Flores
La periodista mexicana Anabel Flores - EFE

Encuentran el cadáver de la periodista mexicana Anabel Flores

La reportera fue sacada de su residencia por un grupo de hombres ataviados con uniformes militares, chalecos antibalas y pasamontañas el pasado lunes

MÉXICOActualizado:

La Fiscalía del estado mexicano de Puebla ha informado este miércoles del hallazgo del cuerpo de la periodista Anabel Flores Salazar, quien fue secuestrada el lunes en su casa en Veracruz. El cadáver fue localizado en la carretera Cuacnopalan-Oaxaca en una zona que se encuentra a unos 15 kilómetros de Veracruz, agregó la fiscalía estatal en un comunicado. La fiscalía de Veracruz ha confirmado que el cuerpo ha sido «plenamente identificado» y entregado a los familiares de la periodista en Puebla. También ha añadido que las investigaciones para conocer las causas y los responsables del crimen siguen su curso en coordinación con las autoridades de Puebla.

Flores Salazar, quien cubría las noticias de la Policía para el periódico El Sol de Orizaba, fue secuestrada la madrugada del lunes por hombres armados de una zona residencial del municipio de Mariano Escobedo, asentado en la región montañosa central de Veracruz. La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) ha anunciado este miércoles la adopción de una serie de medidas, a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (Feadle), para ayudar en la investigación del caso. Entre ellas, ha indicado que ya ha pedido a la secretarías de la Defensa y de la Marina que le informen de si miembros de esas instituciones ingresaron en la vivienda de la reportera y, en caso afirmativo, que precisen qué autoridad emitió la orden de registro y los agentes que participaron.

Según los medios de comunicación locales, la periodista fue sacada de su residencia por un grupo de hombres ataviados con uniformes militares, chalecos antibalas y pasamontañas. Además, la PGR envió agentes al lugar para que localicen cámaras de videograbación y testigos de los hechos. Veracruz es uno de los estados más peligrosos para ejercer el periodismo en México, con 15 comunicadores asesinados durante el mandato del gobernador Javier Duarte (2010-2016).